Tendencias

Telecinco ya tiene sustituto para Pasapalabra: una hora más de Sálvame

La cadena de Mediaset aprovecha la decisión del Supremo para terminar de estirar el chicle de su buque insignia: Sálvame durará cinco horas cada día

'Sálvame', programa de Telecinco.

'Sálvame', programa de Telecinco.

Telecinco emitió este martes el último programa de Pasapalabra tras casi dos décadas en antena, tal y como anunció la propia Mediaset en un comunicado. Tras conocer que el fin del programa suponía una amenaza a la audiencia de Pedro Piqueras, el informativo más visto a diario en España, el canal ya ha decidido qué programa va a sustituir al que era su concurso más visto: Sálvame Banana. Telecinco ha tomado la decisión de alargar hasta que comiencen los informativos su buque insignia, que hasta ahora finalizaba a las ocho de la tarde.

De este modo, los seguidores de ‘Sálvame Limón’ (15:59h a 16:55h) y de ‘Sálvame Naranja‘ (16:55h a 20:10h), disfrutarán ahora de ‘Sálvame Banana’, la nueva franja que ocupará el programa de La Fábrica de la Tele. Sálvame Banana estará calificado para mayores de 16 años, mientras que las dos franjas anteriores son para 12 y 7 respectivamente.

El Tribunal Supremo ratificó este martes la decisión de la Audiencia Provincial de Madrid, que había acordado condenar a Telecinco a «cesar inmediatamente» la emisión del formato, quedando además prohibido «reanudar en el futuro, la emisión, edición, producción, reproducción, comunicación pública, distribución, transformación y toda y cualquier otra forma explotación, por sí o a través de terceros, del programa Pasapalabra, así como de cualquier otro programa de televisión que tenga un formato idéntico o similar al del programa Pasapalabra o que tenga la denominación ‘Pasapalabra'».

Batalla judicial

La decisión del Supremo pone fin a una larga batalla judicial entre Telecinco y la productora británica ITV, dueña del formato original en el que se basa Pasapalabra -The Alphabet Game-.

Mediaset presentó la primera demanda contra ITV en diciembre de 2010 por nulidad de acuerdos al darse cuenta de que en los contratos que había firmado daba los derechos de propiedad intelectual sobre el programa a la productora británica.

La demanda se volvió en contra de la cadena cuando ITV contestó con una nueva demanda que fue admitida a trámite. En ésta, la productora solicitaba que Telecinco dejara de emitir el programa porque los derechos de exclusiva sobre el formato ‘Pasapalabra’ y también sobre el nombre del programa eran suyos, así como la prueba más icónica del mismo: el Rosco, que era en realidad lo mismo que el original endgame.

La sentencia ratificada por el Supremo no permite a Telecinco sustituir Pasapalabra por otro formato similar con cambios meramente estéticos, puesto que prohíbe expresamente la emisión de «cualquier otro programa de televisión que tenga un formato idéntico o similar al de ‘Pasapalabra’ o que contenga esa denominación».

Te puede interesar

Comentar ()