Rafa Nadal ha vuelto a defenderse de las acusaciones del alcalde de Manacor, que aseguró que hacía «urbanismo a la carta» y al que el tenista ya había contestado en un comunicado. Esta vez ha sido en el Diario de Mallorca y Nadal ha vuelto a decir que esas acusaciones son falsas.

«No es verdad lo que dice y si he hecho la carta es porque me veo obligado, no tengo ninguna gana de crear polémica y menos en Manacor, que es donde vivo. Si lo hago es porque se dicen unas cosas gravas y las dice el alcalde», ha asegurado.

El tenista considera que el regidor esta en su contra. «Dice que no, pero no es verdad. Cuando eres el alcalde un pueblo, no está bien confundir a la gente», ha añadido en esta misma entrevista.

«La academia se amplía por el nombre de Nadal, pero no por una buena relación con nadie. No es un pelotazo urbanístico», ha continuado para pasar a hablar de su profesión.

El tenista número uno en nuestro país ha reflexionado sobre la actitud en el deporte. Según él, «la ambición sana es buena, la desmesurada es mala, como todo en la vida, porque puede provocar frustraciones, envidias e infelicidad. Tengo presente que soy un gran afortunado. Si ellos acaban con más títulos será porque habrán sido mejores».