La población estadounidense es muy proclive a pensar que América y el mundo acaban en sus fronteras. Y eso, sumado a la influencia internacional que tiene el país presidido por Donald Trump, puede llevar a equívocos. Como que la Super Bowl es el evento deportivo que más espectadores congrega detrás de una pantalla.

Es muy común ver estos días en medios estadounidenses y europeos titulares como «el evento deportivo más visto» en referencia a la Super Bowl. Pero los datos no refrendan tal afirmación. La final de la Champions, el Mundial de fútbol, o incluso el rugby, superan al partido que paraliza cada año Estados Unidos.

  • FINAL DEL MUNDIAL DE FÚTBOL

La final que disputaron Francia y Croacia en la final del Mundial de Rusia 2018 fue vista por unos 1.120 millones de personas en todo el mundo, según datos facilitados por la propia FIFA. Además, cerca de 3.572 millones de personas sintonizaron en algún momento el torneo que conquistó Francia. Eso supone que la mitad de la población mundial mayor de cuatro años vio alguno de los 64 partidos del Mundial celebrado en 2018.

  • EL CLÁSICO REAL MADRID-BARCELONA

Se calcula que el partido por excelencia del fútbol español e internacional es visto por cientos de millones de personas en cada edición. El impacto de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, sumado a la rivalidad entre José Mourinho y Josep Guardiola, llevaron el clásico a un nuevo nivel en la última década. Según varios medios, el clásico puede aspirar a una audiencia global de 650 millones de espectadores en más de 180 países.

  • FINAL DE LA CHAMPIONS LEAGUE

La competición futbolística anual más importante del mundo es también la que más espectadores acumula durante la temporada. Sin embargo, dependiendo de los equipos que disputen la final, las cifras de audiencia varían muchísimo. Por ejemplo, la que disputaron Real Madrid y Liverpool en 2018 (resuelta a favor de por blancos por 3-1) marcó un récord de 380 millones de espectadores. Los datos de la última, en la que el Liverpool se impuso al Tottenham en el Wanda Metropolitano, cayeron notablemente hasta la mitad, según medios británicos.

  • FINAL DEL MUNDIAL DE RUGBY

El Mundial de rugby, que se disputa cada cuatro años, es el tercer evento que más espectadores acumula, sólo por detrás de Juegos Olímpicos y Mundial de fútbol. La final del torneo de 2015, conquistado por Nueva Zelanda, fue vista por unos 120 millones de personas, mientras que de la edición deJapón 2019 todavía no hay datos oficiales.

  • SUPER BOWL

La final del fútbol americano es, de largo, el evento del año en Estados Unidos. La Superbowl más vista fue la de 2015, en la que los New England Patriots lograron una increíble remontada sobre los Seattle Seahawks por 28-24. Aquel 1 de febrero de 2015 hubo unos 115 millones de espectadores pegados al televisor en Estados Unidos. Desde hace diez años la cifra de audiencia se mantiene sobre los 100 millones, mientras que la señal internacional nunca ha superado los 200 millones.

  • LAS NBA FINALS

El otro gran producto internacional que maneja el deporte estadounidense, la NBA, cuenta con un hándicap en contra. Y es que la final del baloncesto norteamericano no es a partido único, sino una serie al mejor de siete encuentros. La final de 2019 entre los Raptors y los Warriors llegó a 215 países con una cifra cercana a los 15 millones de espectadores por partido.

  • JUEGOS OLÍMPICOS

Los Juegos Olímpicos son el evento deportivo más seguido por televisión. Es cierto que duran varias semanas, pero su impacto sólo tiene comparación con el Mundial de fútbol. Los de Río de Janeiro 2016, los últimos celebrados, tuvieron una audiencia acumulada de 5.000 millones de espectadores en todo el mundo. Se espera que la edición de Tokio 2020 registre un nuevo récord de audiencia.