Las fiestas de las Fallas de Valencia y la Magdalena de Castelló han sido aplazadas a causa de la crisis del coronavirus. Se trata de una medida adoptada por «responsabilidad y pensando en el interés general» y de aplicación en toda la Comunitat Valenciana.

Así lo anunció ayer el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, después de la reunión extraordinaria que celebró en el Palau de la Generalitat de la Mesa Interdepartamental de Coordinación frente al Coronavirus.

El jefe del Consell apeló a la «comprensión de toda la ciudadanía valenciana» y recalcó la «coordinación» mantenida en todo momento con el Gobierno de España. «Los responsables del Ministerio (de Sanidad) han dado una instrucción clara: la conveniencia de no celebrar los actos festivos de las Fallas y la Magdalena en las fechas previstas», aseveró Puig.

«Apelamos a la comprensión de la ciudadanía valenciana sobre este hecho extraordinario», dijo Puig, que señaló que tomaron la decisión «por responsabilidad, siguiendo a los expertos en salud pública y pensando en el interés general de los valencianos y valencianas».

Aplazadas «hasta que la situación lo permita»

Puig explicó que: «Sabemos que una suspensión afectaría gravemente a la economía y a los colectivos cuya actividad depende de esta fiesta». Por ello, indicó que tomaron la decisión de aplazar las fiestas «hasta que la situación lo permita». «Esperemos que sea pronto», manifestó.

Al respecto, indicó que «si se produce la decisión de una nueva fecha, la Generalitat se implicará para hacerlo posible». El ‘president’ apuntó que las fiestas se han suspendido en todos los municipios que celebran Fallas.

«La responsabilidad es el primer requisito de cualquier gobierno; la Generalitat ha seguido los criterios científicos y técnicos para proteger la salud de la ciudadanía», apostilló el dirigente valenciano.

El president incidió en que «todas las medidas se están adoptando coordinadas con el Ministerio de Sanidad» y defendió que esta «unidad de acción» es «fundamental para la eficacia de las medidas». «Tenemos la tranquilidad y la confianza de tener un sistema sanitario público para hacer frente a eventualidades y atender a la población», manifestó.

Por ello, instó a «evitar el alarmismo y el contagio del miedo» y a «confiar en los expertos sanitarios». «Extrememos todos y cada uno de nosotros las precauciones. La unidad, el esfuerzo y la responsabilidad contribuirá a que más pronto que tarde, vuelva la normalidad», indicó.

Artistas falleros: ni desmontar ni retirar fallas hasta saber quién lo paga

La Federación de Gremios de Artistas Falleros y Hogueras ha acordado, en una reunión extraordinaria celebrada este miércoles, aconsejar a sus afiliados que «no desmonten ni retiren» ninguna falla o elemento que tengan en las calles de Valencia y el resto de las poblaciones valencianas donde se celebren las fiestas falleras hasta saber quién se hace cargo de estos trabajos no previstos.

Tras la decisión de la Generalitat Valenciana de aplazar la celebración de las Fallas, los directivos de los gremios consideran además que lo más razonable, dada la situación de fallas ya terminadas y transportes hechos hasta cada una de las calles y plazas, «es acabar de plantar y quemar las fallas dentro de las fechas habituales».

Esta decisión se ha tomado durante una reunión extraordinaria celebrada este miércoles de la Federación de Gremios de Artistas Falleros y Hogueras de la Comunidad Valenciana, de la que forman parte los gremios de Valencia, Burriana y Alicante.

Tras expresar que son conscientes del «alcance de la preocupación y las medidas aplicadas» para evitar la propagación de la epidemia del coronavirus, el gremio aconseja «ni retirar ni desmontar» ningún elemento ya instalado en las calles mientras no se les garantice «quién se hace cargo de tales trabajos de desmontaje y almacenamiento de las fallas».

Esta postura ha sido tomada de forma conjunta por los tres gremios «por el alto coste material y riesgo a las personas que representa» la realización de esas labores de desmontaje por el equipo de trabajadores de cada artista durante la plantà de los monumentos.

Este posicionamiento se mantendrá mientras se espera que la Generalitat Valenciana emita el decreto en el que se detalle las condiciones concretas y específicas de la suspensión.

La Federación de Gremios también aconsejo a sus asociados que todavía tengan las piezas en los talleres que no hagan ningún transporte en la jornada de hoy, a la espera de las conclusiones de las reuniones con las autoridades locales y autonómicas previstas para este miércoles.

Ponen mascarilla a la figura principal de la falla municipal como protesta

La figura principal de la falla municipal de València, una mujer meditando en posición mujer en posición sedente, ha incorporado este miércoles una mascarilla gigante que le cubre la cara como «gesto de solidaridad con los enfermos por coronavirus y en protesta por la crisis económica que afecta a los artistas falleros, uno de los más afectados por el aplazamiento de las fallas.

Así lo ha explicado a EFE el artista fallero Manolo Martín, que para minimizar los daños económicos que van a sufrir los artistas, se planten los monumentos falleros «de manera controlada» y evitando aglomeraciones, después de que este martes las Generalitat valenciana, siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, haya decidido suspender y aplazar las fiestas de las fallas.

«No estamos pidiendo nada nuevo. Ayer se jugó a puerta cerrada un partido (Valencia-Atalanta) en un estadio (el de Mestalla) en el que caben 50.000 personas», ha recordado, aunque ha recalcado que en los primeros en los que hay que pensar son en los enfermos», pero sin olvidar a todos los demás sectores afectados.

Martín, que junto al artista José Ramón Espuig y el diseñador Escif son los creadores del monumento «Açò també passarà» (Esto también pasará), ha pedido a las autoridades que sean «coherentes» y apliquen «una medida parcial que permita plantar las fallas y al mismo tiempo evite todos los riesgos posibles de contagio de la enfermedad».

«Entiendo que las autoridades sanitarias lo que quieren es evitar aglomeraciones de gente. Yo estoy montando esta falla, y si la tengo que acabar no tiene por qué haber aglomeraciones», ha añadido.

«Apostamos por que las fallas se monten de manera controlada, evitando masificaciones», ha insistido Manolo Martín, y ha sentenciado: «No son las fallas que nos gustaría, pero es una forma de minimizar los daños».

Por su parte, el diseñador Escif ha pedido «mantener la gran meditadora (la figura principal de la falla municipal) en la plaza, hasta que se reanuden las fallas. Un símbolo de paciencia, calma y esperanza tan necesario en estos días».

Ha reclamado «paciencia, calma y esperanza» pues considera que pueden ser las armas útiles para hacer frente al coronavirus, «una crisis mundial muy difícil de combatir» pues no existe vacuna y las infraestructuras sanitarias se quedan pequeñas ante la velocidad de propagación. Tenemos que conseguir decelerar el movimiento de la sociedad el tiempo suficiente para que la gente ya infectada pase la enfermedad y no la siga propagando».

«Estos son precisamente los valores que transmite la gran mujer meditando en la plaza del ayuntamiento. Esto también pasará», ha dicho el artista parafraseando al lema de la propia falla que ha diseñado.