Cine | Música | Tendencias

El legado que deja Ennio Morricone: del 'spaghetti western' a 'Érase una vez en América'

El compositor italiano ha fallecido en una clínica de Roma donde fue hospitalizado después haberse roto el fémur en una caída

logo
El legado que deja Ennio Morricone: del 'spaghetti western' a 'Érase una vez en América'

El compositor italiano Ennio Morricone. EP

Resumen:

El compositor italiano Ennio Morricone ha muerto a los 91 años. Deja a sus espaldas más de 500 melodías para películas y series de televisión, en una carrera que ha se ha alargado hasta sus últimos días de vida. «Ha mantenido hasta el último momento lucidez y gran dignidad», afirmaba este lunes el abogado de la familia del compositor, Giorgio Assumma. Este genio ha fallecido en una clínica de Roma donde fue hospitalizado después haberse roto el fémur en una caída.

Morricone, nacido en Roma el 10 de noviembre de 1928, comenzó a tocar la trompeta cuando era tan sólo un niño. Compuso su primera obra a los seis años y, con 12 años, entró en el conservatorio y se inscribió en un programa de armonía de cuatro años, que completó en seis meses. Dio sus primeros pasos en la música para piezas cinematográficas en los años 50 como compositor fantasma, la figura análoga al negro literario.

Empezó a trabajar en Hollywood en los 60, una época en la que participó sobre todo en spaguetti western y, ya en nuestro siglo, tras casi 50 años de carrera, recibió el Óscar Honorífico, en 2006. Este año, se le había concedido, junto al también compositor John Williams, el Premio Príncipe de Asturias de las Artes.

Spaghetti western

El éxito de Morricone en el western viene de la mano de la colaboración con su amigo de la infancia Sergio Leone. Ambos se conocieron en el barrio de Trastevere, en Roma y, ya en la década de los 60, comenzaron a trabajar juntos en este género. Triunfaron con la trilogía del dólar, compuesta por Por un puñado de dólares (1964), La muerte tenía un precio (1965) y El bueno, el feo y el malo (1966), para después volver a brillar con Hasta que llegó su hora (1968).

Érase una vez en América (1984)

Érase una vez en América fue la última película de Sergio Leone y es en la que culmina su trilogía Érase una vez, en la que también se incluyen la propia Hasta que llegó su hora (1968) y Érase una vez en el Oeste (1968).

La misión (1986)

Esta película, dirigida por Roland Joffé y protagonizada por Robert De Niro, Jeremy Irons, Ray McAnally y Aidan Quinn, enmarca el Tratado de Madrid (1750) entre España y Portugal, un acuerdo para definir los límites entre sus respectivas colonias en Sudamérica. Además de con una excelente dirección de fotografía de Cris Menges, La Misión cuenta con una magnífica banda sonora compuesta por el maestro Morricone.

Los Intocables de Eliot Ness (1987)

Los intocables de Eliot Ness supuso el inicio de la mejor etapa profesional de la carrera de Kevin Costner, quien tras esta cinta participó en Bailando con lobosJFKRobin Hood o El guardaespaldas, así como la confirmación de Brian De Palma como director experto en el género policíaco. El agente Eliot Ness (Kevin Costner) persigue al gángster Al Capone (Robert De Niro), amo absoluto del crimen organizado en los años 20 en Chicago.

Cinema Paradiso (1988)

Este precioso drama italiano, dirigido por Giuseppe Tornatore, cuenta la historia del pequeño Totó, un niño de la Italia de la posguerra, que conoce a Alfredo, el proyeccionista del Cinema Paradiso de la pequeña localidad en la que pasa su infancia. Entablan una bonita amistad y Totó comienza a amar el cine gracias a Alfredo. Cuando el protagonista crece, acaba convirtiéndose en el famoso director italiano Salvatore Di Vita. La música y banda sonora corren a cargo de Ennio Morricone y su hijo Andrea Morricone, quien compuso el tema de amor.

Los odiososo ocho (2015)

Esta película, escrita y dirigida por Quentin Tarantino, es la que le dio su único Óscar por nominación a Morricone, a los 87 años. Se trata de un premio que no era más que una anécdota, ya que, tras haber sido nominado otras cinco veces y haber ganado el Óscar Honorífico en 2006 por su productiva carrera, el compositor no tenía ya nada que demostrar.

Comentar ()