El Rey Juan Carlos, en una imagen de archivo. ÁNGEL DÍAZ BRIÑAS/EP

Política | Tendencias

De Corinna a Bárbara Rey: las grandes 'amigas entrañables' de Juan Carlos I

En las últimas semanas, la vida privada del Juan Carlos I se ha hecho más pública que nunca. Después de que salieran a la luz las numerosas informaciones sobre los entramados económicos en los que se ha visto implicado el rey emérito, los nombres de sus supuestas amantes tampoco han dejado de sonar en la prensa de todos los rincones del mundo.

De todos los amoríos, hay uno que le ha salido particularmente caro al monarca. Porque el inicio del declive final de Juan Carlos I se encuentra en la filtración de las grabaciones entre el excomisario de Policía José Manuel Villarejo y Corinna Larsen, una de las muchas amigas entrañables del monarca. En las grabaciones, la empresaria alemana le cuenta al expolicía los detalles sobre las cuentas del monarca en Suiza y le acusa de utilizarla como testaferro en sus negocios millonarios.

El escándalo comenzó a debilitar con fuerza la figura de don Juan Carlos. Y la caída en picado de su imagen pública ha dado alas a un debate que parecía enterrado: el de la monarquía como forma más idónea de Estado.

Esta semana, el emérito decidió trasladarse al extranjero «para contribuir» a que su hijo, Felipe VI, pueda desarrollar su función «desde la tranquilidad y el sosiego» que requiere el cargo, según la carta que difundió la Casa del Rey.

La polémica generada por su marcha ha servido para que algunos medios rescaten estos días algunos capítulos íntimos de la vida personal de Juan Carlos I, que encierra supuestas y polémicas relaciones sentimentales con las que habría sido infiel a doña Sofía.

«Las más bellas vedettes y las más espectaculares representantes del alto standing femenino español y extranjero pasaron por su cama de forma más o menos temporal, aunque tampoco despreció a féminas mucho más modestas», escribió el exmilitar y escritor Amadeo Martínez Inglés en su libro titulado Juan Carlos I. El rey de las cinco mil amantes.

También la periodista Pilar Eyre aseguró que el emérito habría mantenido relaciones íntimas con más de 1.500 mujeres. «El rey, bronceado, sexy, atlético, elegante, luciendo carillas y el postizo que le arreglaba Iranzo todas las semanas, era no sólo el rey de España, sino el rey del mundo. Como me dijo un amigo suyo entonces: ‘¡Se le ofrecían todas!'», dijo Eyre.

Hasta el periodista experto en Casa Real, Jaime Peñafiel, aseguró que el monarca engañó a doña Sofía incluso antes de su boda. «Un día antes de ponerle a Sofía el anillo de pedida en el dedo, el rey estuvo perdido entre las sábanas de la cama de una habitación de una pensión romana, pagada y reservada por la condesa Olghina di Robilant», reveló.

Era un secreto a voces en los círculos reales que el monarca tenía más de una amante. Sin embargo, durante toda su vida sentimental hubo cinco mujeres que destacaron y dejaron una huella en su corazón.

  • María Gabriela de Saboya
    • Compartir

    María Gabriela de Saboya

    Desde su juventud, don Juan Carlos, a quien se conocía como 'Juanito', tuvo mucho éxito con las mujeres. Era alto, guapo y carismático. De adolescente y viviendo en Estoril, se enamoró de la joven María Gabriela, hija de Humberto II, el último rey de Italia. Es la mujer que se convirtió su primer gran amor. "Éramos muy jóvenes, como dos novietes, siempre juntos y siempre de la mano", dijo la princesa. Y así de unidos se les ve en la imagen. 

    Durante su adolescencia, aprovechaban todo el tiempo que tenían juntos en Portugal y, cuando no se veían, intercambiaban cartas. "Juan Carlos era muy simpático. Yo lo quería mucho. Íbamos al cine y al casino los domingos. Él no pasaba mucho tiempo en Portugal, porque estudiaba en el Palacio de Miramar (San Sebastián), pero nos escribíamos muchas cartas", contó Gabriela al Corriere della Sera.

    Su amor era tan profundo que, antes de ser proclamado monarca, el emérito estaba dispuesto a casarse con la joven, pero ni Franco ni su padre permitieron que cuajara el amor. Y es que Gabriela no encajaba en los estándares de la realeza porque era muy independiente y libre y, además, no quería asumir las responsabilidades de la jefatura del Estado. "No me gusta que la gente me imponga nada. En las monarquías se impone mucho y hay que tragar", aseguró. Al final, su relación se rompió y el monarca se comprometió con doña Sofía. 

    Años después, la francesa María José de la Ruelle declaró que era la hija ilegítima del rey Juan Carlos y de la princesa María Gabriela de Saboya, por lo que exigió una prueba de ADN. No obstante, las fuentes del Palacio de la Zarzuela calificaron la solicitud de "un infundio que carece de fundamento". 


  • Olghina Di Robilant
    • Compartir

    Olghina Di Robilant

    La condesa italiana mantuvo un romance con el monarca entre los años 1956 y 1962. Se conocieron en una noche de verano, un encuentro inolvidable que Olghina relató en su libro Sangre Azul.  "Era jovencísimo y ya tenía un cuerpo atlético y unos movimientos muy hábiles. 'Juanito' acercó su mejilla a la mía. Estaba ardiendo. Sus labios se detuvieron en mi oreja y yo me eché un poco hacia atrás. 'Guapa', susurró", escribió sobre este momento. 

    Don Juan Carlos también envió una serie de apasionadas cartas a la condesa, que fueron adquiridas por Jaime Peñafiel y que se hicieron públicas a mediados de los años 80. "Me he acordado mucho de ti pensando que la almohada eres tú y que me decías cosas y que así me dormía", expresaba el monarca en una de estas correspondencias. 

    Pero ambos sabían que era un amor imposible. Ya en ese entonces, el monarca advirtió a Olghina de su obligación de casarse con una mujer de clase alta. "Te quiero más que a nadie ahora mismo, pero comprendo y además es mi obligación que no puedo casarme contigo y por eso tengo que pensar en otra y la única que he visto por el mundo que me atrae física, la cabeza, por todo, muchísimo es Gabriela", escribió en otra carta, haciendo referencia al romance que mantenía al mismo tiempo con María Gabriela de Saboya. 


  • Bárbara Rey
    • Compartir

    Bárbara Rey

    La relación íntima de la vedette con don Juan Carlos comenzó a principios de la Transición y duró 17 años. Se conocieron gracias a Adolfo Suárez e iniciaron su amorío a comienzo de los 80. Durante más de tres años, la actriz y el monarca se reunían en un chalet a las afueras de Madrid. 

    Cuando don Juan Carlos le hizo saber a la actriz que quería poner fin a su relación, esta aprovechó sus últimos encuentros para realizar una serie de grabaciones de los momentos íntimos entre ambos, así como de las conversaciones que tuvo con el monarca sobre diferentes temas, como el golpe militar del 23-F. 

    Según publicó Okdiario en enero de 2017, para evitar un escándalo, los servicios secretos de Luxemburgo abrieron supuestamente una cuenta a nombre de Bárbara Rey y comenzaron a ingresarle grandes cantidades de dinero a cambio del silencio. La actriz denunciaría más tarde que su casa fue asaltada y todo el material que almacenaba, robado. Su denuncia, en 1997, sirvió para airear ante la opinión pública su relación sentimental con don Juan Carlos.  

    Sin embargo, hasta el día de hoy ambos mantienen una buena amistad. Después de que se hiciera pública la decisión de don Juan Carlos de abandonar España, la actriz ha mostrado su apoyo al exmonarca al compartir un tuit, publicado por un usuario de Twitter, en su cuenta oficial de Instagram. "El rey Juan Carlos se va, en avión y de día. No en un maletero como un cobarde independentista, ni escondido como un miserable etarra. Pero en este país se queda la escoria de Otegi, las maletas de Delcy, la tarjeta de Dina, la caja B de Podemos y el 3% de Pujol, entre otros", decía la publicación, a la que Barbara Rey añadió dos emojis con caras tristes. 


  • Marta Gayá
    • Compartir

    Marta Gayá

    Don Juan Carlos y Marta Gayá se conocieron en los años 80 en una fiesta de la alta sociedad en Palma de Mallorca y tuvieron una relación secreta desde los 90 hasta finales de 2003. Es la mujer que hizo pasar al exmonarca los días más felices de su vida, según una grabación del CESID (antiguo CNI), hecha pública en 2017. "Nunca he sido tan feliz", dijo en ese entonces don Juan Carlos a su amigo Josep Cusí.

    Su relación era muy conocida entre sus amistades, pero nunca se les fotografió juntos. Gayá siempre fue muy discreta sobre su vínculo con el exmonarca y no buscaba la fama ni el protagonismo mediático. Mientras tanto, el rey emérito se ausentaba continuamente de sus deberes para estar con su amante: viajes a Suiza y París, paseos en barco en alta mar, reuniones en casa de sus amigos y cenas privadas. "Marta Gayá ha sido el amor de más larga trayectoria de don Juan Carlos y, quizás, la mujer que más amó", afirmó Jaime Peñafiel en una entrevista a Okdiario

    A lo largo de los años, les unió una gran amistad y complicidad. Por su relación con don Juan Carlos, se conoció a Marta Gayá como la 'dama del rumor' y una mujer leal, a la que el Rey acabó transfiriendo, presuntamente, un millón de euros en noviembre de 2011, para que su amiga tuviera "una vida decente".


  • Corinna Larsen
    • Compartir

    Corinna Larsen

    Es la amante más conocida y polémica del rey emérito. Se conocieron durante una cacería en Alemania en el año 2004 y, desde entonces, mantuvieron una larga relación. Corinna siempre fue presentada como la 'amiga entrañable' del antiguo monarca y como su asesora. Pero su romance se destapó después de que el emérito viajase a Botsuana (África) para cazar elefantes en 2014, acompañado de Corinna y el hijo de esta. La aventura acabó con el ingreso hospitalario del exmonarca por la rotura de su cadera y con un nuevo escándalo en torno a su figura.  

    Poco después, su relación con Corinna se hizo evidente. "Él me decía: 'Me voy a casar contigo'", aseguró la propia empresaria alemana en una de las grabaciones con el excomisario Villarejo. A pesar de que rompieron por primera vez en 2010, Corinna decidió permanecer al lado del emérito hasta 2013 por sus problemas de salud. Como "agradecimiento" y por "amor", don Juan Carlos le transfirió presuntamente 64,8 millones de euros en 2012, que le volvió a reclamar después de abdicar. 

    Durante años, su relación estuvo llena de admiración y cariño, pero ahora lejos ha quedado ese aprecio y sólo queda hostilidad. De hecho, la alemana aseguró que denunciará a don Juan Carlos en los tribunales de Londres por las amenazas y el acoso que dice sufrir desde 2012.


    EUROPA PRESS
Comentar ()