Cata de cervezas artesanas

Cata de cervezas artesanas Quinn Dombrowski

logo
Cómo la cerveza llegó a ser la bebida nacional

Tendencias

Cómo la cerveza llegó a ser la bebida nacional

El aumento de consumo de cerveza ha sido imparable desde 1996, ha crecido más de un 60%

España es un país cervecero. Cada año lo es más. El carácter social de los españoles lo convierte en un país idóneo para el consumo de cerveza. Al fin y al cabo, es la nación con más número de bares por habitantes. Según datos de 2019, había un bar por cada 190 ciudadanos. La asociación de Cerveceros Españoles ha publicado un informe en el que define a los consumidores de cerveza como sociales, activos y deportistas.

Los datos de consumo de cerveza en las últimas décadas corroboran la predilección de los españoles por la bebida espirituosa. Este aumento en el consumo se ha producido de forma imparable desde 1996, en el que era de 2,379 millones de litros. En 2018 el consumo ya era de 3,831 millones de litros, lo que supone un incremento de 1452 millones de litros, un 61%.

El director general de Cerveceros de España, Jacobo Olalla Marañón, asegura a El Independiente que este aumento se debe a diferentes razones, entre ellas a que «el sector cervecero en nuestro país es muy dinámico y ha estado constantemente innovando». Prueba de ello es que ha estado «ampliando continuamente la oferta de productos». Además, otro de los motivos que menciona es «el buen hacer de la hostelería» o incluso que se «sabe tirar muy bien la cerveza para que se consuma en su punto óptimo».

Igualmente, Olalla señala la importancia del buen clima «que anima a salir a la gente a la calle», así como también de la cultura latina que nos hace «disfrutar de todo lo que se asocia a tomar una cerveza en España: el encontrarse con amistades o familiares durante el tiempo de ocio, su sabor, su amargor y refrescor y que es la compañera ideal de otros alimentos».

Los buenos datos de consumo de cerveza se vieron afectados en los años de la crisis económica iniciada en 2008. El incremento que había experimentado se estancó e incluso los números disminuyeron con respecto a los registrados en 2007. El punto de inflexión tuvo lugar en 2013, cuando se produjeron los «brotes verdes». En 2018 el consumo siguió aumentando, con respecto al año 2017 (3,792 millones) aumentó un 1%, y sobre 2008 que lo hizo en un 18%.

Este 2020 tampoco será un buen año, el Covid-19 ha asestado un duro golpe para el sector cervecero. Según Olalla esta crisis les «está haciendo pasar tiempos difíciles». Los españoles consumen cerveza sobre todo fuera de sus casas, la asociación de Cerveceros Españoles estima que lo hacen en un 70%. La demanda de cerveza se ha visto muy perjudicado en los meses de estado de alarma, en los que el sector hostelero ha estado parado.

El verano también ha sido «muy duro», sobre todo por las restricciones que han impuesto muchos países para visitar España, entre ellos Reino Unido y Alemania que «son los que más turistas nos aportan habitualmente». La incidencia del turismo en el consumo de cerveza es muy importante, ya que en condiciones normales consumen entre un 20 y un 25% del total de cerveza.

Jacobo Olalla expresa que están «pendientes de cómo evoluciona la situación epidemiológica» para que la situación del sector mejore de cara a 2021. Los resultados del sector cervecero «dependen en gran medida de los de la hostelería». Para la recuperación, desde Cerveceros de España «suscriben firmemente todas las medidas de apoyo al sector hostelero, como el aplazamiento de los ERTE, la suspensión de tasas de los establecimientos, o la aplicación de IVA súper reducido en hostelería», y creen «fundamental» que no se incremente ningún impuesto que grave el consumo.

Los datos del consumo de cerveza marcan claramente una diferencia con los del vino, puesto que a diferencia de la cerveza ha venido soportando una bajada constante en su consumo. Ha disminuido en 438 millones de litros según apunta el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMV), lo que supone una reducción en un 30,29%.

En 2018 los españoles consumieron una media de 48 litros por habitante al año, mientras que en el caso del vino fue de 14 litros, por consiguiente la cerveza triplicaba a los caldos. El precio es una de las causas que explica la preferencia por la cerveza en detrimento del vino. Según los datos de 2017 el valor medio del vino era de 2,89 euros por litro, en cambio de la cerveza era de 1,26 euros por litro.

Consumo de cerveza por comunidades autónomas

El consumo de cerveza no es homogéneo en toda España, según refleja el «Informe del consumo de alimentación en España» de 2019. Las comunidades autónomas en las que más cerveza se demanda per cápita son: Baleares (23,32%), Murcia (22,7%), Andalucía (21,63%), Valencia (21,10%), Castilla-La Mancha (20,49%) y Madrid (19,64%). Por contra las comunidades en las que menos cerveza se consume per cápita son: el Principado de Asturias (11,13%), Cantabria (11,51%), Galicia (11,73%) País Vasco (12,95%), Aragón (13,50%) y Castilla y León (13,65%).

Fuente: Data Centric

La empresa Datacentric publicó en 2019 un estudio sobre las preferencias de los españoles en cada comunidad autónoma, que incluía las marcas de cerveza preferidas en cada región. Reflejaba que a diferencia de lo que ocurre con otros mercados (como el tecnológico), en el sector cervecero prevalecen las marcas locales, como son: Estrella Galicia, Mahou, Cruzcampo, Estrella Damm y Ambar.

En el estudio se muestra que la cervecera Estrella Galicia es la preferida en la mayoría de regiones, se impone en: Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja, Castilla y León, Comunidad Valenciana y Baleares. Sin embargo, esta cerveza con lo que respecta a las ventas se sitúa en cuarto lugar.

La otra marca de cerveza que es preferida en más de un territorio es Mahou, se impone en el centro del país, concretamente en Madrid y Castilla-La Mancha, está dentro del grupo Mahou San Miguel que es lider en ventas en el país. En el resto de comunidades predomina el producto regional: Cruz Campo en Andalucía, Estrella Damm en Cataluña, Estrella de Levante (del grupo Damm) en Murcia, Ambar en Aragón y Dorada en Canarias.

Comentar ()