Raúl, un jardinero del Escorial, y un cisne eran protagonistas hace un año por su profunda amistad, que dio la vuelta al mundo tras publicarse varias imágenes que retrataban la bonita conexión que había entre ellos.

En aquellas fotografías, hechas por la esposa de Raúl, Cala, y publicadas en las redes sociales de Patrimonio Nacional, se veía al cisne muy cariñoso con su cuidador, a quien incluso abrazaba con su cuello. Pero ahora, un año después de esas instantáneas, el ave ha echado a volar y ha abandonado el estanque en el que se encontraba.

Raúl, jardinero de Patrimonio Nacional en el Monasterio de San Lorenzo del Escorial, conoció al cisne cuando era un polluelo. Este llevaba todos los días al estanque del jardín de Los Frailes un pienso especial para aves, y el cisne terminó por entablar una amistosa relación con él. 

En un reportaje para Telemadrid Raúl explicaba que «al ser joven, todavía no tiene el carácter que suelen tener los cisnes». En estos vídeos se ve también cómo silva y el cisne responde a su llamada.

Raúl en ese momento aseguraba que estaban esperando a que el cisne fuera un poco más mayor para ponerle una hembra en el estanque. «Por eso ahora mismo está solo, en un principio estuvieron juntos, pero no había buena relación y los tuvimos que separar», comentó.

Sin embargo, hace tan solo unos días, el cisne, que todavía no tenía nombre, echó finalmente a volar, y dejó el estanque vacío y una amistad a medio camino.