Todo ocurre con la mayor normalidad, la audiencia judicial transcurre con sus protocolarios pasos. Lo único es que, como muchas cosas que ha trastocado la pandemia, es a través de la plataforma de videollamadas ZOOM. Y en uno de los distintos cuadrados en los que está dividida la pantalla se ve a un gato angustiado.

«Eh, lo estamos intentando. ¿Me puede escuchar, señor juez?», cuestiona el fiscal del condado de Presidio, Rod Ponton. «Yo lo puedo escuchar, creo que es un filtro», replica el juez. «Lo es y no sé cómo quitarlo. Tengo mi asistente aquí conmigo que está intentándolo pero ehh… Estoy listo para seguir adelante. Y estoy aquí en vivo, no soy un gato…», asevera Ponton.

La advertencia del juez Roy Ferguson se produce después de que el abogado y fiscal Ponton se uniera accidentalmente a una videoconferencia el martes de una audiencia judicial mientras usaba un filtro en Zoom que lo hacía parecer a un gatito blanco esponjoso. «Estoy aquí en directo. No soy un gato», dijo Ponton. «Puedo verlo», respondió Ferguson, cuyo distrito cubre cinco condados en el oeste de Texas, incluida la ciudad de Marfa desde la que Ponton estaba llamando.

En un apunte de Twitter el juez asevera: «Estos momentos divertidos son un subproducto de la dedicación de la profesión legal para garantizar que el sistema de justicia continúe funcionando en estos tiempos difíciles. Todos los involucrados lo manejaron con dignidad, y el abogado filtrado mostró una gracia increíble. ¡Verdadero profesionalismo en todos lados!»

El breve vídeo, que fue compartido en YouTube ya arrasa en las redes sociales, termina con otros instruyendo al abogado sobre cómo quitar el filtro de gato. «Si un niño usó el ordenador, antes de unirse a una audiencia virtual, verifique las ‘Opciones de zoom de video’ para asegurarse de que los filtros estén desactivados», agregó el juez en otro tuit.