Mediterráneamente es sosteniblemente. En Amor a primera vista, su campaña estival de 2021, Estrella Damm ha querido hacer hincapié en la necesidad de cuidar el mar. Especialmente el Mediterráneo, que con solo un 1 por ciento del agua del planeta acumula el 7 por ciento de microplásticos globales.

Una vez más, la campaña de Estrella Damm es un auténtico cortometraje que sublima la iconografía mediterránea de aguas turquesa y pinares con un toque de humor y encanto al estilo de Los Durrell. La pieza reúne a una estrella del cine español como Mario Casas, último premio Goya al mejor actor protagonista, y a la actriz y modelo Mireia Oriol con figuras del teatro como Pep Cruz, Mònica López y Nao Albet –recientes compañeros de función a las órdenes de Àlex Rigola en su libérrima versión de La Gaviota de Chejov–.

Un flechazo ecológico

Al comienzo del vídeo vemos a Rigoberta Bandini, una de las más recientes sensaciones del pop español, componiendo al borde del acantilado de una idílica cala mediterránea la canción que sonará al final del spot. Abajo, en la arena, Mario Casas aparece haciendo la mejor versión de Mario Casas. Su llegada altera la tranquilidad del pequeño grupo de personajes que toman el sol, pescan o recogen residuos en la orilla. En la distancia, Mireia Oriol sale del agua y parece ir en su busca. Todos tienen algo que decir sobre el aparente flechazo. ¿Habrá final feliz? ¿Será tan obvio el crush?

‘Amor a primera vista’, la campaña estival de Estrella Damm para 2021.

El delicado artefacto audiovisual, interpretado en verso por los actores, tiene lugar en el privilegiado escenario natural de la Cala Turqueta de Menorca. Aunque la cosa acaba, tras un espectacular giro visual, sobre las tablas del Teatre Principal de Mahón. Bajo la dirección creativa de Oriol Vilar, Amor a primera vista ha contado incluso con un director de proximidad, el hispanobritánico Ian Pons Jewell, oriundo de la isla.

El compromiso ambiental de Estrella Damm

Amor a primera vista sigue la temática de las últimas campañas de Estrella Damm, que han hecho hincapié en la emergencia ecológica del Mediterráneo y nuestra capacidad para revertirla. Una línea argumental coherente con el compromiso de la compañía con el medio ambiente. La cervecera lleva años transformando sus envases para hacerlos más sostenibles.

En 2020, Estrella Damm ha eliminado los plásticos decorativos que envolvían sus packs de latas. También las anillas de plástico, que han sido sustituidas por un novedoso formato de cartón 100% biodegradable que, como todo el papel y el cartón utilizado por Estrella Damm, proviene de bosques sostenibles. Estas y otras iniciativas han permitido a Estrella Damm dejar de producir más de 359 toneladas de plástico al año.

Además, el pasado mes de marzo, las latas de Estrella Damm fueron las primeras en el mundo en lograr las certificaciones ASI (Aluminium Stewardship Initiative) Performance Standard y Chain of Custody Standard, que garantizan altos estándares ambientales, éticos y sociales para toda la cadena de aluminio.