Collage de un tocadiscos antiguo con un disco de The Beatles y otro de Jimi Hendrix

Carmen Vivas

Tendencias

El resurgir del vinilo: TikTok, coleccionistas y un ritual

El vinilo ha conseguido por primera vez desde 1989 superar la venta de los discos compactos

Que la aguja y la cápsula toquen el vinilo y empiecen a sonar los Beatles o Pink Floyd. Bailar sin mover el cuerpo y tatarear sin mover los labios mientras la copa de vino tinto baila también a diferentes ritmos y siempre en sentido contrario a las agujas del reloj. Y sí, tendencias y modas pasajeras aparte. Porque la escena, que podría ser de los sesenta, no ha claudicado. No al menos en la era de la Generación Z.

Y es que en medio de la revolución digital de los discos compactos, Spotify o el fenómeno streaming, los conciertos en video y la catarata de opciones que ofrece la industria musical para disfrutar de discos y canciones, un viejo amigo, desbancado en los ochenta, ha resurgido. O desempolvado. Porque los discos de vinilo nunca se fueron, más bien aguardaron el momento idóneo para regresar y vivir su segunda juventud.

Hay quien compra el álbum Nevermind sin saber de Nirvana pero sí de las tendencias de TikTok»

maría eugenia

Precursor de formatos como las cintas de casete, el vinilo ha conseguido por primera vez desde 1989 superar la venta de los discos compactos. En la primera mitad de 2020, los ingresos de vinilos aumentaron un 4%, mientras que los ingresos de los CD bajaron hasta un 48% según datos de la Asociación de la Industria de Grabación de América (RIAA).

El formato, que se inventó en los años 50, está viviendo un innegable resurgir, y pese a que en España está lejos el sorpasso al CD en cifras, la tendencia tras el ocaso del casete, la relativa decadencia del disco compacto y los ya olvidados reproductores de MP3, es clara: «Cuando el panorama parecía estar en una dirección muy determinada con la irrupción de la música bajo demanda por Internet, vuelve el vinilo. Desde hace un par de años vendemos más vinilos que CD y creo que la nostalgia y el ritual es la respuesta al primer por qué, y la influencia de Tik Tok en los jóvenes, la segunda. Hay quien compra vinilos porque los colecciona, quien busca el clásico que no se llegó a reeditar en CD, quien es un apasionado de la música y la magia de este formato o un coleccionista nato, y quien compra el álbum de Nirvana Nevermind sin saber de Nirvana pero sí de las tendencias de TikTok.», señala María Eugenia de La Metralleta, una de las tiendas míticas de vinilos en Madrid.

A María Eugenia se suman opiniones como la de Nari, de Nakasha Discos, que apunta a que el auge del vinilo podría ser aún mayor si «los precios e impuestos en el sector no fueran tan elevados». «La venta del CD es residual y el consumo de la música y su valor cultural ya no es el mismo. Ahora hay muchos fines comerciales e intereses por parte de las grandes compañías. Aún así, es cierto: el resurgir de los vinilos es una realidad. Incluso las edades más tempranas se interesan por este formato aunque solo sea por seguir ‘lo que se lleva ahora’. El gusto por el vinilo ha abierto un nuevo espectro de público».

La ‘fiebre’ del vinilo durante la pandemia

La industria musical ha sido una de las más afectadas por la pandemia. Las restricciones impuestas por los gobiernos de los diferentes países para frenar los contagios, eliminaron la presencialidad y la música en directo, que se vio obligada a retransmitirse, en muchas ocasiones, a través de una pantalla. Directos de Instagram, canciones convertidas en himno, conciertos pospuestos, un 63,78 % menos de facturación en España, verjas bajadas y el ‘boom’ por el vinilo.

El informe de la RIAA y datos de Productores de Música de España (Promusicae) revelan que la pandemia del coronavirus ha golpeado duramente al mercado de la música en la venta de formatos físicos, aunque desde La Metralleta apuntan a todo lo contrario cuando se trata de las ventas online: «No vendemos formato físico en tienda pero a través de Internet los pedidos nos han sobrepasado durante y tras la pandemia. El balance es muy positivo para nosotros. En 2013 se vendieron 140 mil vinilos y en 2020 un millón trescientos mil a pesar del confinamiento».

Según las mismas entidades, con el desplome general del sector como consecuencia de situación pandémica, las ventas de álbumes en vinilo se contrajeron en un modesto 8%, mientras que las del CD cayeron cerca de un 57%. En concreto, los españoles compraron 1.229.000 elepés de acetato, frente a los 1.338.000 del año 2019.

«Que la gente pase más tiempo en casa ha devuelto el gusto por escuchar y tocar la música. Es la magia del vinilo. Aunque muchas tiendas estuvieran cerradas, la gente escuchaba música en casa y esto impulsó las vendas de discos de vinilo por Internet», apunta María Eugenia.

Los grandes clásicos siguen reinando

La llegada de la moda vintage y la cultura hipster ha incendiado más si cabe la llama de esta forma de consumir música. Los nuevos artistas del panorama musical y grupos más consolidados, apuestan por el vinilo en la venta de sus últimos trabajos, y lo hacen de forma exclusiva. Es el caso de estrellas como C. Tangana o Rosalía. Sin embargo, los grandes clásicos siguen liderando el ranking de los vinilos más vendidos de la historia de la música.

Thriller – Michael Jackson

Publicado en 1982 por Epic Records, el sexto trabajo de estudio del artista americano ha conseguido más de 60 millones de copias vendidas en un álbum que contiene los que han sido sus mayores éxitos: Billie Jean, Beat it o Thriller.

The Dark Side of the Moon – Pink Floyd

Durante 17 años consecutivos, el octavo de estudio de la banda británica de rock progresivo Pink Floyd, ha formado parte de la lista de ventas del panorama musical con más de 50 millones de copias vendidas.

Black in Black – AC/DC

Black in Black, uno de los mejores trabajos de AC/DC es aún después de tantos años, uno de los álbumes con más reproducciones y ventas en formato vinilo de la historia de la música.

Abbey Road – The Beatles

El icónico álbum de los Beatles, Abbey Road, es según un estudio de Nielsen Music, el vinilo más vendido de la última década en Estado Unidos. El legendario álbum ha conseguido además hacer crecer sus ventas con una remasterización con motivo de su 50º aniversario. También del cuarteto de Liverpool, Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band se coloca en la lista de clásicos más vendidos en formato vinilo de la historia.

Back to black – Amy Winehouse

Tras la muerte de la mítica Amy Winehouse en julio de 2011, su último álbum Back to Black se ha convertido en uno de los más vendidos de este siglo, sobre todo en el Reino Unido, su país natal.

The Bodyguard – Whitney Houston

Con una de las bandas sonoras más comercializadas de la historia del cine The Bodyguard arrastra 40 millones de copias vendidas alrededor de todo el mundo.

Saturday Night Fever – Bee Gees

El álbum que incluye una de las mejores bandas sonoras de la gran pantalla es otro de los grandes de la historia del vinilo. Los encargados de ponerle ritmo a la agitada vida de Tony Manero han logrado vender más de 22 millones de copias.

Te puede interesar

Comentar ()