Tendencias

'Los Borbones y el sexo': la crónica sobre la vida erótica de la realeza desde Felipe V hasta Felipe VI

El libro editado por 'La Esfera de los Libros' desarrolla un ensayo con algunos de los mejores secretos de alcoba de la dinastía que reina en España desde el siglo XVIII

Felipe V y Felipe VI.

Felipe V y Felipe VI. CV

«Si por algo se han distinguido la mayoría de los descendientes de Hugo Capeto, ha sido por su afición desmedida a practicar el sexo con una desenvoltura e interés que ha dado mucho juego a historiadores y novelistas de todas las épocas». Así avisa la contraportada de Los Borbones y el sexo. De Felipe V a Felipe VI del contenido que nutre sus páginas, cargadas de detalles sobre los gustos carnales, querencias y fantasías de la dinastía llegada a España en el 1700.

Marta Cibelina, autora del libro, sostiene la tesis de que «el sexo siempre interesa». Bajo ese argumento, Cibelina ha desarrollado un ensayo histórico-sexual que gira en torno a la segunda monarquía más antigua de Europa. «La predisposición a tener especial afición al sexo se hereda, como se puede heredar la tendencia a la adicción a las drogas o el cabello rizado. Va en el paquete, dicho sin segundas», desarrolla Cibelina en referencia a los Borbones.

La obra de Cibelina goza de un repertorio inagotable de anécdotas y curiosidades divertidas y desconocidas. La rigurosa labor de documentación es uno de los pilares que cimenta el libro. «He pasado meses enteros todo el día en la Biblioteca Nacional, he pedido ayuda a amigos extranjeros para que me tradujeran cartas escritas por los reyes a sus hijos o sus madres o madrastras. He visitado el Archivo Histórico Nacional, y he disfrutado muchísimo pasando la mano por encima de documentos firmados por los Reyes, enfundadas en guantes blancos, por supuesto», señala la autora, cuya mayor dificultad la encontró a la hora de orientar tanta información; «El problema que tenía es que me dispersaba mucho. Entrar en el Archivo Histórico Nacional es como entrar en un buffet libre. La glotonería te puede hacer perder la cabeza».

Portada de 'Los Borbones y el Sexo. De Felipe V a Felipe V'
Portada de ‘Los Borbones y el Sexo. De Felipe V a Felipe V’ La Esfera de los Libros

Los secretos de la realeza

Algunos de los descubrimientos que impactaron a Cibelina conducen a los monarcas más actuales: «Me sorprendió mucho saber de la existencia de una mujer valenciana de quien Felipe VI estuvo enamorado perdidamente. Y también saber que el rey Juan Carlos I, pese a su avanzada edad, según me ha dicho alguien que le conoce, sigue ‘funcionando’ perfectamente a pesar del paso de los años. Otra anécdota sorprendente fue averiguar que una importantísima y famosa mujer italiana mantuviera un romance con él, y que todos los años, en Navidades, cuando se ponía la corbata que le había regalado, se pusiera a aplaudir con sus amigos el día 24 en Italia al verle dar su discurso».

Felipe V, antepasado del emérito y su primogénito, protagoniza el primer capítulo de Los Borbones y el sexo, donde se destaca su furor sexual por encima de todas las cosas. Apodado como ‘El animoso’ por los altibajos en su carácter, Felipe V sentía tal obsesión por su mujer, María Luisa Gabriela de Saboya, que mantuvo relaciones sexuales con ella hasta dos días antes de fallecer ésta por tuberculosis, cuando «ya era prácticamente un cadáver». Tras enviudar, Felipe V contrajo matrimonio con Isabel de Farnesio, con quien la actividad erótica no hizo más que aumentar. La pasión era tal que llegaron a celebrar los Consejos de Ministros desde el lecho conyugal.

El componente sexual del libro es un acicate para el lector, aunque Los Borbones y el sexo trasciende de los líos de faldas de la realeza. Cibelina tiene claro que «el sexo es una de las pulsiones humanas más importantes», por lo que incide en que «puede ser la mejor palanca para adentrarse en la historia de la humanidad». Asimismo, la autora afirma que cuando habló con la editorial, La Esfera de los Libros, se le solicitó un texto riguroso y divertido. «Creo que muchas personas pueden aficionarse a la historia después de leerlo, aunque nunca hayan sentido interés por esta materia. Estoy convencida, y si lo consigo me habré dado por satisfecha. Conocer nuestra historia y la de la humanidad es vital para no convertirnos en un rebaño que pueda ser manejado a su antojo por los poderosos», concluye Cibelina.

Te puede interesar

Comentar ()