Tendencias

'Servidor del pueblo': la serie que encumbró a Zelenski (y cambió Ucrania para siempre)

Zelenski en "Servidor del pueblo"

Mediaset

¿Qué ocurre cuando un hombre corriente se convierte accidentalmente en el presidente de un país? Esa es la pregunta que intenta responder «Servidor del pueblo«, la serie de televisión que encumbró a Volodomir Zelenski a la presidencia de Ucrania y que esta noche podremos ver en Telecinco a las 22 horas.

Parece mentira viéndola ahora recordar que, antes de ser presidente de Ucrania y líder indiscutible en tiempos de guerra, Zelenski fue un actor y comediante de éxito. De hecho, fue esta serie sátira quien lanzó su carrera política, hasta el punto de que dio nombre al partido con el que Zelenski se presentó a las elecciones presidenciales de 2019. Aquel año, Zelenski derrotó al veterano Petro Poroshenko y ganó en la segunda vuelta con la mayor victoria electoral en la historia de Ucrania. El 21 de abril del 2019 juró el cargo.

En Ucrania, la serie se estrenó en el 2015 en el canal 1+1 y en Youtube. Era un año después de la revolución del Maidan que derrocó al presidente Viktor Yanukovich, prorruso y acusado de corrupción superlativa. Rusia ya se había anexionado Crimea y había comenzado la guerra en la región del Donbás. Sin embargo, ni la revolución ni la guerra del Donbas son las protagonistas de «Servidor del pueblo» y, aunque parezca mentira, Putin aparece sólo de soslayo. En cambio, el gran tema es la corrupción interna del país y la incapacidad sistemática de Ucrania por crear políticos honestos y decentes.

La sombra de la corrupción

Recordemos que, en la mente de muchos, aún estaban entonces muy vivas las imágenes de la decoración de la mansión presidencial que Yanukovich tenía en Mezhyhirga, al norte de Kiev, una construcción tan hortera como excesivamente suntuosa. Aquello fue el símbolo de lo podrido que estaba el sistema: al triunfar la revolución, Yanukovich se largó del país lo más rápido que pudo (estuvo en paradero desconocido durante mucho tiempo), pero dejó intacta un mansión que, entre otros lujos, incluía un zoo privado, su propio campo de golf, lagos y fuentes ornamentales.

En este contexto se estrenó «Servidor del pueblo«, en donde Zelenski daba vida a Vasyl Petrovich Goloborodko, un profesor de historia de bachillerato que vive con sus padres en un apartamento de Kiev y que un buen día, harto de la corrupción, da un discurso incendiario a sus alumnos. Sin él saberlo, uno de sus estudiantes graba el discurso y lo cuelga en Internet. Enseguida se convierte en una sensación viral: tiene tanto éxito que los estudiantes se movilizan para organizar un crowfunding e inscribir a su profesor como candidato a la presidencia.

Contra todo pronóstico, el humilde profesor, sin ninguna experiencia política, se convierte en jefe de Estado. La población lo aclama y muchos medios de comunicación lo aplauden como algo fresco y novedoso. Desde lo más alto, se convierte en la antítesis de todo lo que Ucrania ha visto hasta entonces: él es un hombre culto (en el primer episodio sale leyendo las Vidas de Plutarco y cita con frecuencia a Heródoto), que sueña con grandes líderes (incluso con Lincoln), aspira a parecerse a Barack Obama y se comporta como líder debe comportarse, con honestidad y sentido del deber. Viaja en autobús, trata bien a la gente y, en un episodio, cuando se cree que un meteorito se dirige a Ucrania, se niega a abandonar el país ante la atónita mirada de algunos trabajadores públicos, acostumbrados a que los políticos huyan a la mínima oportunidad.

Cuando la realidad superó a la ficción

La serie, de 3 temporadas y 51 episodios, se emitió ininterrumpidamente hasta el año 2019, cuando Zelenski se presentó a las elecciones de verdad y no pudo seguir grabando más capítulos. Una curiosidad es que algunos de los colaboradores de Zelenski en la serie, incluso uno de los guionistas, acabó trabajando en la presidencia. E intentaron llevar a la práctica lo que habían soñado en la ficción. «La serie quería demostrar que otro tipo de políticos era posible», reconoció Yuriy Kostyuk, uno de los guionistas.

Por supuesto, nadie pudo creer que aquella serie seria el preludio de una presidencia marcada por una terrible contra Rusia. «Ver ahora «Servidor del pueblo» es como ver «El ala oeste de la Casa Blanca» sabiendo que Estados Unidos realmente ha escogido a Martin Sheen como presidente y que se ha convertido en el más aclamado líder en tiempos de guerra en la historia reciente del país», explicó la revista The Atlantic.

Te puede interesar

Comentar ()