Si hay algún político que, desde luego, sabe dar titulares y llamar constantemente la atención, ése es Boris Johnson. A todo el mundo –o, como mínimo, a unos cuantos periodistas– les hubiese encantado tener una cámara dentro de Downing Street para ver en directo las presuntas –o no tan presuntas– fiestas que el Primer Ministro se montaba en plena pandemia, cuando todo el país estaba confinado (por orden suya, además). O cuando menos, para observar cómo se toman de verdad las decisiones cuando el mundo está inmerso en una catástrofe nunca vista.

De eso va, precisamente, la nueva serie que prepara Kenneth Branagh y que, aparentemente, se va a titular «This England«. De enseñarnos al Boris Johnson que, poco después de hacerse con el poder, se tiene que enfrentar a los primeros meses de la pandemia, una catástrofe para la cual pocos políticos –prácticamente ninguno, de hecho– estaba preparado.

Cinco episodios

Escrito por el propio Kenneth Branagh en colaboración de Michael Winterbottom, quien también dirige la serie, «This England» es un análisis de los miedos, frustraciones y presiones que tuvo que sufrir Boris Johnson cuando comenzó la COVID, un período turbulento que él tuvo que compaginar con una difícil gestión del Brexit y una vida sentimental azarosa.

De momento no sabemos mucho del proyecto, pero Sky TV ya ha hecho público un adelanto de la serie y, además de saber que se trata de cinco episodios, también sabemos que comienzan con una frase que, poco después, se manifestó catastróficamente errónea. Kenneth Brannagh, perfectamente caracterizado como Boris Johnson (el parecido es asombroso), anuncia con una voz llena de orgullo: «Un nuevo amanecer está emergiendo, el 2020 será un año de prosperidad».

Poco después, en otras retransmisiones, Johnson cambiará gradualmente de tono para anunciar que hay un nuevo virus en circulación. «Necesitamos vigilar a este nuevo virus Covid«, anuncia. Acto seguido, una voz en off anuncia que «ya son 500.000 muertes, el peor escenario posible». Luego llega la frase que hizo historia –y que le persiguió durante semanas–: «Hay que lavarse las manos». El teaser acaba con una frase de un noticiero radiofónico diciendo que «el Reino Unido ya ha alcanzado a Italia al hacer público la más alta tasa de mortalidad».

Un análisis de la trastienda del poder

Boris Johson tuvo que dirigir los destinos de la nación en medio de turbulencias personales y políticas. Cuando llegó a Downing Street ya era público que tenía como pareja a Carrie Symonds, con quien se casaría más tarde. Tuvieron un hijo en abril del 2020; poco después, el propio Johnson se contagiaba de Covid y tuvo que ser hospitalizado en la UCI. En la serie, la actriz Ophelia Lovibond, a quien ya vimos en «Guardianes de la Galaxia», es quien da vida a Symonds, una mujer que, según cuentan las malas lenguas, mueve muchos hilos en la trastienda de Downing Street.

Otro de los actores destacados es Andrew Buchan, quien interpreta al ministro de Salud Matt Hancock, el cual, recordémoslo, también dio la campanada cuando se hizo público un vídeo en donde se veía claramente cómo besaba a una de sus ayudantes, Gina Coladangelo, en su oficina del ministerio. Lo cual, no hay ni que decirlo, iba totalmente en contra de las reglas de distancia social que el gobierno había impuesto.