Tendencias

Un grupo de ecologistas vierte un bote de tomate sobre 'Los girasoles' de Van Gogh en la National Gallery de Londres

El cuadro de Van Gogh está valorado en más de 80 millones de euros y no ha sufrido "aparentemente" daños por estar protegido con un cristal

Un grupo de ecologistas arroja un bote de sopa de tomate sobre 'Los girasoles' de Van Gogh en la National Gallery de Londres. RRSS

Un grupo de ecologistas ha lanzado dos botes de sopa de tomate de la marca Heinz al cuadro de Los girasoles de Vincent Van Gogh, valorado en más de 80 millones, que se encuentra en la National Gallery de Londres. Lo han hecho, según ha anunciado la propia organización en su cuenta de Twitter este viernes, a modo de reivindicación por el elevado coste de vida y para exigir al Gobierno británico que detenga todos los nuevos proyectos de petróleo y gas después que la primera ministra de Reino Unido, Liz Truss, nombrada el 6 de septiembre como sucesora del controvertido Boris Johnson, haya levantado el veto al fracking.

«¿Vale más el arte que la vida?, ¿Más que la comida?, ¿Más que la justicia? La crisis del coste de vida y la crisis climática están impulsadas por el petróleo y el gas», aseguran. «Gracias a la escalada de los precios del gas, millones de familias británicas no podrán permitirse calentar una lata de sopa este invierno».

La acción ha sido perpetrada por dos jóvenes pertenecientes al grupo Just Stop Oil, una de ellas identificada como Phoebe Plummer, de 21 años, las que han entrado a la sala en la galería de Trafalgar Square a las 11.00 de la mañana, hora local, y arrojado contra el cuadro el contenido de dos latas de sopa de tomate. Rápidamente la seguridad del museo ha desalojado la sala y arrestado a las responsables por «daños criminales y allanamiento agravado» según ha informado Scotland Yard en un tuit donde informa de que «las activistas de la organización lanzaron una sustancia sobre el cuadro y luego se pegaron con cola a una pared. Ambas han sido arrestadas».

Poco después, la National Gallery ha publicado un tuit en el que señala que «pasadas las once de la mañana (hora inglesa), dos personas entraron en la sala 43 del museo y arrojaron una sustancia roja, aparentemente sopa de tomate», contra el óleo. El comunicado asegura que la obra, que está protegida por un cristal, ha sufrido «algún daño menor, pero está ilesa».

La misma organización ha llevado a cabo actos similares en diferentes museos y galerías de Reino Unido. Sin ir más lejos, el pasado mes de junio, otros dos activistas hicieron lo mismo con un cuadro del pintor neerlandés en la Galería Courtauld de Londres. 

La obra, de 1888, tiene unas dimensiones de 92 por 73 centímetros y muestra quince girasoles de pie en una maceta amarilla sobre un fondo del mismo color. Se trata de una de las cinco versiones de los Girasoles que Van Gogh realizó en vida.

Te puede interesar

Comentar ()