El Museu Picasso de Barcelona ha dotado a la obra de su colección ‘Ciència i caritat’ de un «marco climático» que permite controlar la temperatura y la humedad para estabilizar y proteger este testigo de los inicios de Pablo Picasso.

La reciente restauración de esta pintura, «la primera obra maestra de Picasso», ha sido uno de los proyectos de restauración más importantes del museo, ha destacado su director, Emmanuel Guigon, en un comunicado este jueves.

La obra fue pintada por Picasso en 1897 en un estudio de la calle Plata de Barcelona, en el que actualmente está el hotel The Serras, que ha ofrecido su apoyo al museo para la instalación del marco, que segura que «las condiciones de exposición son las óptimas».