El Museo Nacional del Prado, el Museo Reina Sofía y el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza no abrirán sus puertas al público el lunes 11 de mayo, fecha en la que previsiblemente arrancará la fase 1 del plan de desescalada del Gobierno y en la que las salas de exposiciones podrán abrir sus puertas, aunque con reducción de un tercio del aforo y control de visitantes.

Por un lado, fuentes del Museo del Prado han señalado a Europa Press que el próximo día 11 el museo no abrirá sus puertas al público, aunque a partir de esa fecha sí volverán los trabajadores, si bien aún se están fijando las medidas que se tomarán. «No se trata de volver pronto, sino de volver bien», han señalado desde este museo, que actualmente está analizando las medidas necesarias para reabrir y el tiempo que llevará ponerlas en marcha.

En el caso del Museo Reina Sofía, fuentes del museo han confirmado a Europa Press que tampoco tiene prevista su reapertura para el 11 de mayo, aunque sí se reincorporarán los trabajadores a partir de ese día. El museo no ha cerrado «ninguna fecha» y está a «expensas de lo que digas las autoridades sanitarias», aunque según sus cálculos esperan poder abrir «a finales de mayo o principios de junio».

En cuanto a las medidas que se implantarán en esta nueva situación, y al margen de la limitación del aforo, fuentes del Reina Sofía han señalado que se están planteando la posibilidad de controles de la temperatura y medidas como evitar que el personal de seguridad no se cambie en el museo, o retirar los folletos informativos, que pueden suponer un foco de contagio.

Del mismo modo, fuentes del Thyssen han indicado a Europa Press que «no hay fecha concreta» para la reapertura de este museo, aunque, al igual que el Reina Sofía, se habla de «finales de mayo o principios de junio».