El Museo del Prado retoma su agenda de exposiciones para 2021 tras el excepcional 2020 en el que se reinventó con éxito para acoger con seguridad a los visitantes y pudo mantenerse abierto para envidia de otras grandes pinacotecas del mundo. Pasiones mitológicas: Tiziano, Veronese, Allori, Rubens, Ribera, Poussin, Van Dyck, Velázquez, es la primera cita del calendario y estaba prevista para 2020, pero la pandemia retrasó su inauguración. Desde el 2 de marzo al 4 de julio se podrá ver esta exposición cargada de «obras que forman parte de su ADN», como las ha calificado el director de la pinacoteca Miguel Falomir.

El corazón de la muestra lo componen las seis poesías que Tiziano pintó entre 1553 y 1562 por encargo de Felipe II.

Se trata de una de esas muestras compuesta con grandes maestros de las que sólo una pinacoteca como el Prado puede organizar, ya que cuenta con préstamos excepcionales de la National Gallery de Londres, las National Galleries of Scotland en Edimburgo, y el Isabella Stewart Gardner Museum de Boston, con los que nuestra pinacoteca diseñó este proyecto.

El corazón de la exposición lo componen las seis poesías que Tiziano pintó entre 1553 y 1562 por encargo de Felipe II, que se pueden ver juntas por primera vez desde que salieron de España en el siglo XVI. De ahí la importante colaboración los museos que lo han hecho posible y a donde viajará después la muestra. «Es un anhelo de todos los directores de museos de pintura antigua, pero hasta hace poco no podía ser porque existían dudas de autorías y algunas instituciones tenían prohibido prestar estas obras», ha señalado el director del Museo del Prado.