Arte EILEEN GRAY

La gran olvidada de la arquitectura moderna que diseñó las sillas y mesas de moda

Eileen Gray, una pionera olvidada de la arquitectura moderna. Arkitektura Institutua

1929. Donostia. Mientras se inauguraba el nuevo edificio de Labayen y Aizpúrua para el Club Náutico, primer edificio del movimiento moderno en España, en la Costa Azul francesa se construía una casa de aspecto parecido. Aunque por parecido que fuere, su destino iba a estar escrito: el olvido.

Aquella casa, E.1027, escondía el diseño y construcción de la arquitecta irlandesa Eileen Gray, un talento adelantado a su época que quedó desdeñado con facilidad, probablemente, por su condición de ser mujer. Abierta al Mediterráneo y de líneas simples y racionales, su diseño dejó impreso el estilo de una mujer que comenzó a interesarse por la arquitectura en la década de los años veinte.

Gray estudió conceptos como el espacio, el transcurso de la luz y la orientación para dar vida a su primer proyecto como arquitecta. Y sumado a esto, también se fijó en la habitabilidad de la vivienda para diseñar sus muebles; piezas modernistas que a día de hoy siguen siendo iconos del diseño contemporáneo.

Considerada a ojos del espectador como la ‘villa de verano’ que Eileen construyó para su pareja entonces, el también arquitecto rumano y editor Jean Badovici, la casa fue abandonada, saqueada durante la II Guerra Mundial y posteriormente olvidada hasta el año 2000, cuando fue declarada Monumento Histórico en Francia y adquirida por la administración, que comenzó el proceso de restauración.

Ahora, el Instituto de Arquitectura de Euskadi, contribuye a traerla a la memoria con su exposición Eileen Gray: E.1027 , inaugurada el pasado 27 de mayo y vigente hasta el próximo 10 de octubre.

El IAE plantea una reflexión sobre la figura poliédrica de Eileen Gray, desde su conocido trabajo como diseñadora de mobiliario, hasta el concepto que supone ser uno de los primeros hitos de autoría femenina en el nacimiento de la arquitectura moderna.

La exposición, se centra en el espacio más significativo y esencial de la casa: su habitación principal, recreada a escala 1:1 con réplicas del mobiliario y materiales constructivos originales. De la mano de los comisarios Wilfried Wang y Peter Adam, junto a la comisaria Carolina Leite, buscan subrayar el papel de esta estancia como el espacio clave para entender la casa y la importancia de su diseño como una obra de arte total.

«En 2015, Wilfried Wang desafió a sus estudiantes a contribuir al esfuerzo de reconstrucción de la casa, que se estaba llevando a cabo en Francia en ese momento. El objeto del estudio era el dormitorio principal, ya que podía concebirse, en sus palabras, como el núcleo de su concepción arquitectónica. El resultado fue la reconstrucción a gran escala del dormitorio principal y todo su contenido, incluidas 14 piezas de mobiliario desconocidas diseñadas para este espacio» ha explicado la comisaria Carolina Leite en la presentación de la exposición.

La muestra se completa con dos salas previas donde se ofrece un recorrido de lo global a lo concreto a través de la época y la figura de Eileen Gray, de la mano de colaboradores como el Museo Nacional de Irlanda: en una primera sala, se proyecta una colección de documentos audiovisuales sobre la época y la vida de Eileen Gray; la segunda sirve como antesala a la reproducción a escala 1:1, para explicar al público general quién era Eileen Gray a través de algunas de sus piezas más conocidas.

Te puede interesar

Comentar ()