El 13 noviembre 1943 colgaba de la fachada del número 125 de la calle Fuencarral de Madrid el cartel de la película de Julio de Fleischner Antes de entrar, dejen salir con Valeriano León y María Dolores Pradera a 4 pesetas -precio fijado por el gobierno-. Era tiempo de posguerra y el nacimiento del Cine Paz, el cuarto cine abierto más antiguo de la capital que cumple 75 años.

Con una única sala de 999 butacas que proyectaba en blanco y negro y la obligación de cerrar sesiones por las restricciones eléctricas marcadas por el gobierno, pronto se convierte en un referente de cine de familia. Se trata de un auténtico superviviente, ya que es el único de los ocho locales que llegaron a haber en la Calle Fuencarral que se mantiene en pie y uno de los dos cines familiares, junto al de Callao en el Palacio de la Prensa, que aún se mantienen en activo.

Cartel de inauguración.

Ocho años después de su apertura se iniciaba el sexto gobierno de la dictadura franquista y llegaba a sus pantallas el color con El sueño de Andalucía, un éxito que dura 19 semanas en cartelera y alcanza 319.000 espectadores. Mientras el blanco y negro convivía con el color en la salas, el Cine Paz se convertía en pionero en España en la instalación del sistema TODD-AO con el que estrenaron el western Oklahoma. Este nuevo formato cinematográfico les permitía ofrecer a sus espectadores una calidad de imagen y sonido superior al de cualquier otro cine en ese momento.

El aperturismo al que se ve obligado el régimen franquista durante los años 60 para el desarrollo de la economía española se materializó con la firma del Plan de Estabilización del 59. Mientras el resto del mundo asiste a los mayores momentos de tensión política, el número de espectadores de cine cae en Estados Unidos y Europa.

Es entonces cuando la industria del cine española vive su época dorada en cuanto a distribución, exhibición y producción de películas. España se posiciona como el segundo mercado cinematográfico de Europa donde la gente va al cine en masa -con una media de 12 veces al año- y las películas como West Side Story o Dr. Zhivago duran más de un año en cartelera. “Hoy una película puede durar hasta 6-8 semanas pero una que dura tres en cartela ya se considera un éxito”, asegura Carolina Góngora, responsable de gestión del Cine Paz.

El 20 de noviembre de 1975, el día que murió Franco,  Patxi Andión, Blanca Estrada y Mónica Randall protagonizaban El libro del buen amor

El 20 de noviembre de 1975, el día que murió Franco,  Patxi Andión, Blanca Estrada y Mónica Randall protagonizaban El libro del buen amor, la película española considerada como “la más aperturista”, como se podía leer en la cartelera del ABC y, cómo no, era solo apta para mayores de “dieciocho años”.

Tres años después Maximiliano García Álvarez, abuelo del actual gerente Mariano Góngora, compra el Cine Paz, siendo la última adquisición de los 14 locales que llega a adquirir a lo largo de su vida. Con la entrada de los 90 vuelven a ser pioneros en la instalación de un sistema de acondicionamiento de sala con el THX. Los reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía asistieron a la inauguración con el estreno de Regreso al futuro 3.

El paso a multicines se produjo en 1997 cuando José María Aznar llevaba un año en el poder. La única sala que tenía hasta entonces se transformó en cinco con diferentes aforos y la incorporación de dos vestíbulos, tal y como lo conocemos hoy en día. En ese momento, Cine Paz decidió apostar por una programación independiente y de autor hasta convertirse en un espacio de referencia para los amantes de este cine que mantuvo durante un año y medio en cartel la galardonada ópera prima de Benito Zambrano, Solas (1999).

Digitalizarse o morir

Pero en 2014 fue “Sin duda, la digitalización, un punto de inflexión para muchos cines porque supuso una gran inversión en un momento en el que todavía no se había salido de la crisis económica que atravesaba España y las distribuidoras ya no aportaban las copias de la películas de 35 mm. Así que era digitalizarse o morir”, cuenta Góngora. Además el digital trajo la posibilidad de exhibir los conocidos como event content, como las óperas, ballets, documentales de arte y recitales, tanto en diferido como en directo.

En la actualidad, Cine Paz se posiciona como líder -primero en Madrid y segundo en España- en exhibición de los eventos de la Royal Opera House de Londres. En palabras de Góngora, “una ventana potentísima y con un público muy fiel” que les lleva a sus espectadores a adquirir las entradas con un mínimo de 10 días de antelación.

Así, este cine familiar, icono cultural del madrileño barrio de Chamberí, llega a su 75 aniversario con la proyección del ciclo 75 años de cine contigo programado por mk2 Sunset Cinema durante una semana. Del 9 al 15 de noviembre se podrán ver 24 películas con las que volver a disfrutar y a enamorarse del séptimo arte en su máxima esencia. La comedia romántica Sabrina (1954) será la que inaugure el ciclo que compone de títulos como Cabaret (1972), Chinatown (1974), West Side Story (1961), El Resplandor (1980), La vida es bella (1997), My Fair Lady (1964), títulos representativos de la nueva ola del cine latinoamericano como El hijo de la novia (2001) dirigida por Juan José Campanella o la italiana La Gran Belleza (2013) de Paolo Sorrentino, ganadora del Oscar a Mejor Película Extranjera.

Como complemento a la programación cinematográfica, durante esa semana se podrá ver en el vestíbulo de Cine Paz una exposición que repasa su historia e incluye imágenes de archivo prácticamente inéditas, además de un vídeo conmemorativo por motivo del aniversario.