Óperas y ballets de los mejores teatros del mundo y grandes conciertos de bandas musicales de todo tipo son algunos de los eventos que las salas de cine han ido incorporando a sus programaciones. El arte es la última apuesta en lo que se conoce, en el mundo de la distribución cinematográfica, como event cinema.

Eventos en el cine. Aunque el arte no llega en forma de acontecimiento en directo o grabado, como las óperas, sino en forma de documental. Películas grabadas en muy alta calidad, 4k y 8k, para ofrecer los detalles más espectaculares de las obras de artistas como Caravaggio, Picasso, Monet o Klimt.

Esta es la apuesta de la temporada de Arte y Cine 2018-2019 que tras una primera edición compuesta solo con 4 filmes ha duplicado su oferta hasta alcanzar un programa de 10 documentales de arte que podrán verse por cines de toda España.

“Apostamos por el arte en el cine porque vemos que está sucediendo en otros países. Allí donde se le está poniendo cariño y dedicación al tema de los documentales de arte hay un público en crecimiento”, explica Eduardo Escudero, de A Contracorriente Films, empresa distribuidora de la que nace esta iniciativa.

Italia es el ejemplo a seguir. Allí se están consiguiendo entre 30.000 y 40.000 espectadores en documentales de arte en un promedio de 200 salas del país. Hay casos excepcionales como el documental Caravaggio, en cuerpo y alma que consiguió 3 millones de euros en taquilla y que se estrena el día 22 en España.

En este es el segundo año quieren superar  las cifras del año pasado: 5000 espectadores de promedio en documentales proyectados en unos 50 cines de toda España. Para conseguirlo los promotores esperan alcanzar al mundo de la educación: “los documentales son las herramientas de primera magnitud para los profesores” asegura Escudero.

Fotograma del documental ‘Bernini’.

Un experiencia única

La idea que subyace con la proyección de estos documentales es trasladar a los espectadores “a lugares donde están las obras de estos pintores, es una forma de trasladarnos a sitios en los que o hemos estado o nos gustaría estar” .  “No es como a ver la obra en un museo- matiza Escudero- pero si ves el documental de Bernini la cámara se recrea en detalles, se ve el mármol de una manera que en persona no aprecias. Con la cámara se pueden ver, la experiencia no es comparable pero sí es muy rica, especialmente cuando estás ante una pantalla grande”.

un documental sobre Michelangelo, a diferencia de una película, no va perdiendo actualidad

La mayoría de estos documentales están grabados en formatos de alta calidad como son en 4K y 8K. Están así grabados porque quieren ser  imperecederos. Por ejemplo esta temporada estamos trabajando con documentales recién estrenados, pero tenemos 23 en cartera de años anteriores. Son obras que no caducan, un documental sobre Michelangelo, a diferencia de una película, no va perdiendo actualidad”, mantiene el distribuidor. “Se hacen con la máxima calidad posible para que dentro de 10 años no pensemos que la calidad no es suficiente. Quieren que duren mucho y sean vigentes durante muchos años”. Eso sí, si quieres verlos en las salas, estudia la programación y reserva con antelación, están muy poco tiempo en cartelera.