Cine | Estados Unidos | Internacional

'Tenet', lejos de ser rentable en su intento de reactivar la taquilla estadounidense

Protagonizada por John David Washington ('Infiltrado en el KKKlan'), 'Tenet' es un thriller de espías con un personaje principal llamado Protagonista, que debe usar su habilidad para revertir el tiempo para desentrañar una conspiración criminal.

IMDB

La película Tenet de Christopher Nolan parecía la candidata ideal para arrojar luz tras los meses de pandemia en los que las salas del mundo han echado el cierre. El cineasta, empeñado en estrenar su undécimo trabajo en la gran pantalla, ha tratado de tentar al público con un largometraje que mereciera la visita al cine. Además de cumplir los deseos del cerebro de películas como Memento, se buscaba reactivar las salas que dejaron de recibir estrenos en marzo.

Si se echa un vistazo a la recaudación de Tenet fuera de Estados Unidos, queda demostrado que esta fórmula funciona: durante tres semanas, la película ha recaudado más de 207 millones de dólares a nivel mundial, un buen dato dadas las circunstancias. Sin embargo, esta cifra queda deslucida por los 29,5 millones que suman la taquilla estadounidense y canadiense. David A. Gross, responsable de la consultora de cine Franchise Entertainment Research, considera que este resultado es «justo» y estima que Tenet habría obtenido unos 50 millones de dólares «en circunstancias normales».

En el fin de semana de su estreno, la película de Christopher Nolan ganó 6,7 millones de dólares. Aunque los estudios consideran normalmente que una caída del 29% es señal de un excelente boca a boca, Tenet tendría que recaudar 450 millones de dólares para recuperar la inversión, cifra que podría superar si se observa la taquilla mundial, aunque muy pocos beneficios vendrían de Estados Unidos.

Los analistas creen que Tenet no tendrá dificultades en alcanzar los 300 millones de dólares, lo que no justifica los gastos en presupuesto y marketing de este tipo de películas. Es por ello que compañías como Sony han comunicado su decisión de no invertir en largometrajes que superen los 200 millones de dólares hasta que la pandemia no llegue a su fin.

¿Por qué no han ido los estadounidenses a ver lo nuevo de Nolan? Por ahora, se calcula que el 70% de los cines ha reabierto, aunque con su capacidad limitada debido a los riesgos que implica la COVID-19. Sin embargo, continúan cerrados los emplazados en Los Ángeles y Nueva York, considerados los dos mercados de mayor importancia en el país.

Una prueba de ello es que este fin de semana reabrieron las salas del condado de Orange, ubicado al sureste de Los Ángeles, que aglutinaron las mayores ganancias de Tenet en todo el país, informa el portal Deadline. A esto se suma que la cuarta sala que más recaudó por el largometraje de Nolan fue un autocine en Los Ángeles.

Esto demuestra que parece poco viable estrenar películas calificadas de superproducciones en tiempos de pandemia, puesto que resulta más complicado recuperar lo invertido. Es el caso de Disney, que decidió lanzar en su plataforma de streaming la cinta de acción real Mulán, de la que solo podrán disfrutar aquellos suscriptores que abonen un pago extra de 23 euros.

Aunque Disney no ha proporcionado datos oficiales sobre los ingresos brutos de la transmisión, las estimaciones de la industria los fijan en alrededor de 33 millones, lo que no es suficiente para una película que ha costado 220 millones, informa The Atlantic.

Por su parte, Warner ha tomado nota de lo ocurrido con el estreno de Tenet, y ha cambiado la fecha del lanzamiento de Wonder Woman 1984, del 2 de octubre a Navidad. Lo mismo ha hecho Universal, que ha retrasado su remake de terror, Candyman, hasta el año que viene.

A esto hay que añadir que hasta noviembre no habrá estrenos: la película Viuda Negra llegará el 6 y la última de James Bond, Sin tiempo para morir, el día 20. Esto significa que, de momento, Tenet va a ser la única novedad en cuanto a superproducciones en la cartelera de Estados Unidos

Comentar ()