Comunicación

El boicot de Fi Networks a Gran Hermano por la presunta violación a Carlota mete presión al resto de anunciantes

logo
El boicot de Fi Networks a Gran Hermano por la presunta violación a Carlota mete presión al resto de anunciantes

Carlota y José María, en 'GH Revolution'. MEDIASET

Resumen:

La presunta violación que sufrió la concursante Carlota Prado en Gran Hermano, el 3 de noviembre de 2017, ha comenzado a pasarle factura a Mediaset. El anunciante Fi Network ha anunciado este lunes su decisión de retirar la publicidad de este programa “ante el reciente conocimiento de la existencia de un posible delito contra la libertad e indemnidad sexuales presuntamente cometido por un participante”.

La reacción que se ha apreciado en las redes sociales en los momentos posteriores recuerda a lo que ocurrió con La Noria, cuando varios anunciantes secundaron un boicot a este magacín de actualidad.

Entonces, el motivo de la polémica fue el supuesto pago de alrededor de 10.000 euros por la realización de una entrevista a la madre de ‘El Cuco’, quien fue condenado a 2 años y 11 meses de prisión por encubrimiento en el caso Marta del Castillo.

Desde el momento en el que trascendió esta información, fueron diversos los usuarios de internet que comenzaron a mover listas de los anunciantes del programa, presentado por Jordi González. Empresas como L’Oreal, Campofrío, Milner, Sabadell, Puleva, Bayer, Nestlé, Vodafone, WC Net, El Corte Inglés y Burger King decidieron romper sus contratos a consecuencia de estos hechos.

Esta polémica supuso la condena a muerte de La Noria. En un primer momento, fue desplazada desde el prime time del sábado hasta el late night. Pero ni su audiencia se recuperó ni volvieron todos los anunciantes que se habían ido.

Problemas para Mediaset

Los llamamientos al boicot de los anunciantes que sufrió entonces el programa se han reproducido hace unas horas en las redes sociales, después de que una pequeña empresa de telecomunicaciones (Fi Network) decidiera dejar de publicitar sus productos en Gran Hermano. Han sido los propios telespectadores los encargados de airear en Twitter el nombre de las compañías que han puesto o ponen publicidad en el programa. Entre ellas están El Corte Inglés o Amazon, pasando por Nissan, McDonald’s, Orange o Adeslas.

Hay que tener en cuenta que este Gran Hermano es, sin duda, el más longevo y exitoso de la historia televisiva española, desde su primera edición, emitida en el año 2000. La audiencia media de esa edición fue del 50% de la cuota de pantalla. La final, fue vista por el 70% de los espectadores.

El mercado televisivo ha cambiado y actualmente resulta imposible igualar esos datos, dada la diversificación de la oferta, pero este formato todavía genera una importante audiencia a Telecinco, que es la cadena más vista del país. Sin ir más lejos, este domingo, el debate de GH VIP logró un share del 22,5%, frente al 11,7% del segundo espacio más visto a esa hora, que fue la película Papillon, emitida en La 1.

Por esta razón, cualquier acción de los anunciantes similar a la que se produjo con La Noria en 2011 podría ser especialmente perjudicial para Mediaset. De hecho, este lunes circulaba una lista de 44 anunciantes de Gran Hermano en internet. Entre ellos, figuraban algunas de las empresas que más invierten en publicidad en España.

Reacciones de tertulianos y concursantes

El que fuera uno de los contertulios más populares de Telecinco, Coto Matamoros, instaba hace unas horas a “destrozar” Gran Hermano con un boicot publicitario. “Con el respeto que merece su marca y como consumidores, nos dirigimos a ustedes para que pongan fin a la política comercial que les une a Gran Hermano, en sus diferentes versiones”, escribía en sus redes sociales, en un mensaje en el que citaba a varias marcas.

También se ha pronunciado contra el programa Pepe Herrero, quien fuera ganador de dos de sus ediciones. En concreto, se dirigió al presentador Jorge Javier Vázquez: “tapaste una violación”, le dijo.

Endemol Shine, la empresa matriz de Zeppelin TV, la productora del programa, enviaba hace unas horas un comunicado a la publicación Variety en el que ofrecía su punto de vista sobre el presunto abuso sexual acaecido en noviembre de 2017. “Tras revisar de las imágenes, José María fue expulsado de la casa y Carlota recibió apoyo de profesionales independientes. Tras pasar varios días fuera de la casa, durante los cuales estuvo continuamente acompañada y siguió recibiendo apoyo psicológico, Carlota decidió no presentar cargos y regresar al programa, con la aprobación del psicólogo».

A continuación, afirmaba: “Nos gustaría enfatizar que ningún contenido se grabó con la intención de ser emitido. Sin embargo, visto con perspectiva, lamentamos que la conversación donde se informó a Carlota tuviera lugar en el confesionario. Las imágenes solo se proporcionaron como prueba cuando las autoridades lo solicitaron, encriptadas y protegidas”.

Y concluía: “La decisión de no informar al resto de concursantes sobre el incidente, y por qué se le pidió a Carlota que no lo mencionase en aquel momento, fue tomada por el equipo de producción de buena fe, con el fin de proteger su privacidad y porque el incidente iba a ser notificado a la policía. Por motivos judiciales, respetamos el proceso legal en curso”.

Comentar ()