Arturo Fernández ha muerto a los 90 años. El actor se encontraba hospitalizado desde el pasado jueves en la clínica Ruber a causa de un tumor en el estómago que llevaba años «quitándoselo» cada seis meses.Según declaraciones de su amigo Alberto Blasco a la Agencia EFE, su estado empeoró en el mes de abril, cuando tuvo que suspender su gira con Carmen del Valle, y ayer ya se encontraba semi inconsciente.

Se trataba de su tercer ingreso hospitalario a lo largo de este año. En abril había sufrido grandes problemas de estomago por los que le tuvieron que intervenir y en mayo acudió al hospital tras romperse una pierna en una aparatosa caída. La capilla ardiente será instalada esta tarde en el tanatorio de La Paz en la localidad madrileña de Tres Cantos.

Fernández dedicó más de 70 años de su vida a interpretar papeles en la televisión, teatro y el cine. Nació en Gijón en 1929 y el pasado 21 de febrero cumplió 90 años. Al llegar la Guerra Civil su padre, trabajador de la estación ferroviaria de Langreo se exilio, por sus ideas anarquistas. El vivió en Asturias hasta los años 50 cuando apareció en Madrid para impulsar su carrera como actor. Su primera aparición en el cine como figurante en distintas películas de Rafael Gil. En 1954 debutó en el teatro con Modesto Higueras, y después trabajó en las compañías de Conchita Montes y Rafael Rivelles.

Su primer papel protagonista llegó en 1957, de la mano de Julio Coll en Distrito Quinto. A partir de entonces sus apariciones en la gran pantalla fueron constantes, siendo su mejor década la de los sesenta con películas como María, matrícula de Bilbao (1960), El último verano (1962), Escala en Hi-Fi (1963), Currito de la Cruz (1965), Camino del Rocío (1966). Un año después de rodar esta última película se casó con la aristócrata María Isabel Sensat Marqués, con quien tuvo tres hijos y se separó en 1978.

Su papel más conocido para el gran público sería en una serie de televisión, La casa de los líos, en la que se autoparodia. Se emitió en Antena 3 de 1996 al año 2000 y la protagonizaba junto a Lola Herrero.

Arturo Fernández.

Arturo Fernández, junto a su mujer Carmen Quesada.

Actualmente, el actor contaba con su propia compañía de teatro que le ha llevado a multitud de escenarios españoles. El pasado abril tuvo que cancelar las actuaciones de la obra Alta seducción de  Sevilla y Bilbao. En aquel momento su mujer, Carmen Quesada, aseguro que estaba recibiendo tratamiento por unos fuertes dolores de espalda.

Arturo Fernández ha sido galardonado con el Premio del Sindicato del Espectáculo al mejor actor en 1961 y 1968, la Medalla del Círculo de Escritores Cinematográficos al mejor actor por Truhanes en 1983, la Medalla del Ministerio de Cultura al Mérito en Bellas Artes en 2004 y la Medalla de Honor en 2015.