El académico y escritor Arturo Pérez-Reverte ha afirmado este martes que la Real Academia Española (RAE) ha estado «estrangulada» por la Administración y a punto de cuestionar su «supervivencia», tal y como ha señalado durante la presentación del plan cultural con el que la institución abrirá sus puertas al público.

«Nos han tenido estrangulados durante mucho tiempo presupuestariamente, la RAE ha pasado verdadera angustia, hemos estado a punto de cuestionar la supervivencia, pero eso ha cambiado», ha señalado Pérez-Reverte en referencia a la necesidad de proyección en el exterior de la RAE para obtener recursos, al tiempo que ha hecho referencia a los «apuros económicos» a los que ha hecho frente.

Sin embargo, el director de la institución ha destacado que la casa tiene «asegurado el porvenir» gracias, por un lado, a la comprensión del Gobierno y, por otro, a la complicidad de los «mecenas». «Cuando las cosas van mal todo está en contra, pero cuando van bien hay una ilusión colectiva, nos respaldan con calor», ha dicho.

Esperamos ser igualmente queridos independientemente del Gobierno elegido en las próximas elecciones

Preguntado por la incertidumbre política, ante la repetición de elecciones generales el próximo 10 de noviembre, el director de la RAE ha destacado que no les afecta porque la Academia está «por encima» de los avatares políticos. «Esperamos ser igualmente queridos independientemente del Gobierno elegido en las próximas elecciones», ha dicho Muñoz Machado.

La RAE ha avanzado este martes los primeros eventos que forman parte de su programa cultural, con el que pretende ir más allá del cuidado de la lengua y convertirse en un «faro cultural», a partir de actividades que incluyan la literatura, la música, el cine, el teatro o la ciencia.

Abrir la RAE

Acompañado por el vicedirector de la RAE, José Manuel Sánchez Ron, y el académico Arturo Pérez-Reverte, Muñoz Machado ha destacado que los estatutos fundacionales de la RAE de 1713 hacían alusión al cuidado de la literatura clásica española. «La RAE se ha ocupado de un modo más sensible de las cuestiones linguísticas y menos de las cuestiones literarias», ha apuntado.

Según han destacado, tras el éxito de la reciente experiencia de la presentación de la nueva novela de Pérez-Reverte, Sidi, en la sede de la RAE, la institución abrirá las puertas con una agenda de eventos gratuitos que arrancan el próximo 11 de octubre con el proyecto de intervención escénico-urbana Susurrantes, una performance que se desplegará por la sede para acercar la poesía al gran público, bajo la supervisión del académico y dramaturgo Juan Mayorga.

Otro de los ejes de este programa cultural serán las ‘Tardes literarias’, que estarán coordinadas por Pérez-Reverte y que comenzarán el próximo 16 de octubre con la autora Almudena Grandes, quien hablará sobre su serie de novelas ‘Episodios de una guerra interminable’. Asimismo, la RAE también se sumará al Festival Eñe con un acto en el que los académicos José Manuel Blecua, Pedro Álvarez de Miranda y José Antonio Pascual resolverán en directo dudas lingüísticas.

Asimismo, también habrá espacio para la música: la RAE acogerá el 19 de diciembre la actuación musical del grupo Capella de Ministrers, dirigido por Carles Magraner. Bajo el título ‘Almas dichosas: Danzas, canciones e improvisaciones en tiempos del Quijote’, unirán música con historia para ofrecer testimonio del Siglo de Oro español.

Tal y como ha destacado Sánchez Machado, la RAE es «bastante moderna» y el objetivo de este plan cultural es estar «más cerca de los ciudadanos» para alejar la imagen de institución «hostil y oscura». En este sentido, Pérez-Reverte ha destacado que la RAE quiere mostrar su «misterio» y Sánchez Ron ha agregado que «la RAE no está fosilizada ni mira al pasado».

Ciencia y extranjerismos

El plan cultural de la RAE también incluye un espacio para la ciencia que estará coordinado por el físico Sánchez Ron, quien ha destacado que existe una «deuda» de los países hispanohablantes con la ciencia que, si se resuelve, podría beneficiar al español.

Tal y como señala, la ciencia -en España y en el resto de países unidos por la lengua- «no ha destacado todo lo que debería» y uno de «indicadores» es que solo dos científicos hispanohablantes con Nobel en este campo lo consiguieron por haber trabajado en su país: Ramón y Cajal en España y Bernardo Houssay en Argentina. «Si hubiese más cajales no estaríamos inundados por un idioma que no es el nuestro», ha señalado en referencia a los extranjerismos.

Tal y como ha avanzado, este es uno de los temas que se abordarán en el XVI Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española (Asale), que se celebrará en Sevilla del 4 al 8 de noviembre, y que acogerá la mesa Ciencia en español: patrimonio y deudas comunes.

En cuanto a la creación de la constitución de la Academia Nacional del Judeoespañol (Ladino) en Israel como correspondiente de la RAE, ha señalado que ahora aspirará a incorporarse a Asale. Hasta ahora, cuenta con ocho académicos designados por la RAE y ahora la academia se encargará de incorporar a nuevos miembros.