5.000 personas ya han disfrutado desde el primer concierto multitudinaria de la época covid, ofrecido por el grupo Love of Lesbian. En la entrada, que se hah realizado de manera gradual y a través de cuatro puntos de acceso, se entregaba al público una mascarilla FPP2 de la organización que debían colocarse en lugar de la que traen de la calle y también se pasaba por un punto de gel hidroalcóholico.

La mayoría de los 5.000 asistentes se han realizado entre las 8 y las 16 horas de hoy un test de antígenos en las tres salas dispuestas para ello (Luz de Gas, Razzmatazz y la Sala Apolo), mientras que los más rezagados se pueden hacer la prueba en el propio Sant Jordi.

En estos test se han detectado seis positivos por coronavirus. Todo el control de entrada y de pruebas negativas se ha canalizado a través de una aplicación móvil, casi más importante esta vez que la propia entrada del concierto.

El recital empezó a las 19 horas y la organización estuviese que todo el mundo esté fuera del Sant Jordi a las 21.45 horas, para cumplir así con el toque de queda.

Expertos del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona han tutelado todas las medidas sanitarias para la seguridad del evento, tal y como ocurrió en diciembre con otro concierto piloto de pequeño formato, 500 personas, en la sala Apolo.

En la iniciativa de «Festivales para la Cultura Segura», de la que el concierto de este sábado es la prueba de fuego, participan todos los directores del Primavera Sound, Sonar, Cruïlla, Canet Rock, Vida o de la promotora The Project, y han contado con el acompañamiento de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona.

Dos de los organizadores, Jordi Herreruela y Ventura Barba, han explicado a Efe que el público del Sant Jordi se dividirá en tres sectores, aunque todos formarán parte de una burbuja segura, hasta el punto que «será más seguro estar dentro que fuera paseando por la calle o en una terraza».

Las entradas para el recital de Love of Lesbian de este sábado se agotaron en ocho horas, lo que para los organizadores da muestras de «las ganas y la ilusión» del público de volver a disfrutar de música en directo.

Love of Lesbian, la banda indie liderada por Santi Balmes y con más de 20 años sobre los escenarios, aprovechará para tocar en directo su último trabajo «V.E.H.N. (Viaje Épico Hacia la Nada)», y previsiblemente también recuperará sus canciones clásicas, aunque esta vez los seguidores las tendrán que corear con una mascarilla puesta.