Un trabajador protegido con una mascarilla junto al cuadro de Pablo Picasso 'Guernica' en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

Un trabajador protegido con una mascarilla junto al cuadro de Pablo Picasso 'Guernica' en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. EP

Cultura | Tendencias DÍA DE LOS MUSEOS

La política de 'museos abiertos' eleva al Reina Sofía y al Prado entre los más visitados del mundo en 2020

El número total de visitas a museos ha caído un 77 % en 2020

Pintores, escultores, cantantes, bailarines, cineastas… Independientemente de su disciplina artística, todos los agentes culturales han sufrido de manera severa las consecuencias del coronavirus. El ocio cerró sin previo aviso y con una incógnita que asfixiaba la reactivación de estos sectores. Los museos, parte fundamental del patrimonio cultural español, vieron como su época dorada frenaba en seco en 2020.

Los registros de 2018 y 2019 eran esperanzadores. Las cifras de asistencia evidenciaban una tendencia al alza muy significativa; sin embargo, el virus zarandeó al mundo y España fue uno de los países más perjudicados del panorama europeo en materia sanitaria. Según recoge el informe anual del medio británico The Art Newspaper, el número total de visitas a museos ha caído un 77 % en 2020.

El ejemplo a seguir de los museos españoles

La adaptación a la nueva normalidad de las principales salas expositivas de España es una referencia para el resto de Europa. El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y el Museo Nacional del Prado se han posicionado respectivamente como el sexto y el decimosexto recinto más visitado del año. Los dos centros han sufrido un descenso del 72 % y del 74 %, aunque su política centrada en la apertura bajo unas estrictas medidas sanitarias ha elevado su lugar en la clasificación general de museos con mayor asistencia. El Reina Sofía sube seis escalones, mientras que el Prado se introdujo entre los 20 más frecuentados. La clave, abrir más días que el resto.

El Museo del Louvre en París, el más visitado del mundo, cerró a causa de la pandemia un total de 150 días, frente a los 80 y 85 días que lo hicieron los dos principales exponentes españoles. Es decir, el Louvre permaneció sin abrir casi el doble de jornadas que nuestras instituciones culturales. La diferencia con otros edificios emblemáticos del mundo del arte enclavados en Reino Unido o EEUU es aún más significativa.

El Tate Modern de Londres, tercero en la lista y considerado por muchos como el museo de arte moderno más importante del mundo, estuvo clausurado 173 días, casi seis meses. Su vecino, el British Museum, uno de los recintos culturales más célebres del globo, superó la franja de las 200 fechas y acumuló un total de 208 días sin abrir. El logro de llevar a cabo esta actividad tan destacada ha provocado el sorpasso del Reina Sofía a importantes colecciones como la del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, la National Gallery de Londres o la del Museo del Hermitage en San Petesburgo.

Todos los centros culturales mencionados permanecieron cerrados más que cualquiera de los museos españoles, ya sea el Reina Sofía, el Prado o el Thyssen-Bornemisza, que ocupa el puesto 62 en cuanto a visitantes en la clasificación mundial. No hay ningún otro recinto museístico en Europa que haya abierto sus puertas más días que los españoles.

Te puede interesar

Comentar ()