Estrellas consagradas de la lírica como Javier Camarena, Sondra Radvanovsky, Lise Davidsen o Jonas Kaufmann, el Béjart Ballet Lausanne, Orlando, Rufus Wainwright… Tras la dolorosa cancelación de 2020, el Festival Castell de Peralada vuelve este verano con un programa de lujo para los amantes de la danza y la lírica, junto a propuestas de otros ámbitos, para recuperar el pulso perdido por el Covid. Un programa más reducido, del 16 de julio al 1 de agosto, y con una limitación de aforo que ha hecho que las entradas se agotaran semanas antes del subir el telón.

El Festival dedica su 35ª edición a Arturo Suqué, fallecido el pasado 30 de abril, impulsor del festival junto a su esposa Carmen Mateu. «Verano tras verano ellos hicieron de Peralada un lugar de encuentro cultural, social y empresarial gracias a su dedicación. El festival es un legado inolvidable que mis hermanos y yo afrontamos con responsabilidad y un profundo agradecimiento», explicaba su hija Isabel Suqué Mateu, presidenta de la Fundación Castell de Peralada, en la presentación del programa de este año.

La danza

En el programa, una oferta llena de nombres conocidos que abrirá este viernes la compañía Béjart con Ballet for Life, una propuesta que combina la música de Queen y Mozart para lanzar un canto a la vida. Maurice Béjart homenajea con esta obra a dos hombres que murieron jóvenes, Freddy Mercury y al que fuese mucho más que el primer bailarín de su compañía, Jorge Donn, víctimas del sida a los 45 años.

Le presbytère n’a rien perdu de son charme, ni le jardin de son éclat, título completo de la obra, se estrenó en el Teatro Nacional de Chaillot de París en enero de 1997 y todavía, hoy, es una de las piezas más impactantes de toda la historia de la danza que Peralada recupera una vez más. Béjart utiliza una cuidada iluminación, una mirada llena de optimismo y un vestuario de colores vivos y brillantes de Gianni Versace, para mostrar una juventud desinhibida combinada a la perfección con ingenio humorístico, técnica brillante y la manera desenfada de ver la vida amenizada por las notas musicales de Così fan tutte de Mozart y Queen.

La danza, uno de los ejes del festival por expreso deseo de su alma mater, la desaparecida Carmen Mateu, tendrá su plato fuerte el 23 de julio con Under the Stars. Concebido como un homenaje a Mateu y al talento de las bailarinas, permitirá ver sobre el escenario a grandes nombres de la danza: Lucía Lacarra, Dores André, Ada González, Maria Khoreva e Iratxe Ansa, Premio Nacional de Danza 2020.

Junto a ellas, Matthew Golding, Xander Parish, Jorge García Pérez o Igor Bacovich dan vida a extractos espectaculares de piezas de danza moderna y grand pas de deux del repertorio clásico conocido. Desde Giselle a las coreografías más recientes de Christopher Wheeldon y Myles Thatcher.

Lírica y ópera con los mejores

Y de la danza a la lírica, segundo eje básico del festival. Primero con el tenor francés Benjamin Bernheim y el 31 de julio, en la Iglesia del Carmen, la soprano Lise Davidsen, aclamada como la gran voz wagneriana de la actualidad. El tenor mexicano Javier Camarena será el encargado de cerrar el festival, el 1 de agosto, tras haber completado la temporada del Liceo de Barcelona Camarena será la estrella de la Gala del 35 Festival de Peralada con un programa con música de Delibes, Bizet, Donizetti, Mozart y Puccini. 

El reencuentro con el público presencial después de una edición por ‘streaming’ en 2020 contará con un poco de todo pero habrá más ópera que nunca. El 25 de julio llegará Tosca en versión concierto, con un reparto de lujo: Sondra Radvanovsky, Jonas Kaufmann y Carlos Álvarez como protagonistas, que ya mostraron su buena sintonía en la aclamada Andrea Chénier del Liceu. La orquesta y coros del Teatro Real, a las órdenes del maestro Nicola Luisotti, recalarán en Peralada cuando acaben sus funciones en Madrid.

Rafael R. Villalobos regresa a Peralada para dirigir Orlando, el único título escenificado en esta edición. La propuesta centra el foco de la trama en el triángulo amoroso entre Angelica, Medoro y Dorinda, tres personajes protagonizados habitualmente por mujeres. Estableciendo nexos entre el Orlando de Virginia Woolf y The Hours, la novela de Michael Cunningham, Villalobos ahonda en este Orlando en “el universo íntimo de los personajes, en especial el del trío protagonista femenino, a los que acompaña la constante sombra del héroe donde estas proyectan sus propios deseos”.

Beautiful redhead women with cup of tea

Completan el cartel Rufus Wainwright, que presenta su último trabajo, Unfollow the Rules, con el único acompañamiento de su piano y la cantante Sílvia Pérez Cruz, una de las presencias ya clásicas del certamen. El 31 de julio presenta un espectáculo único, Farsa (género imposible) con el bailarín Andrés Corchero. La propuesta se nutre de composiciones de Pérez Cruz creadas en diálogo con otras disciplinas artísticas.

«Show must go on» resumía el director del festival, Oriol Aguilà, al presentar el programa de este año. Un año especial, por muchos motivos, para volver a Peralada.