El académico de la lengua Félix de Azúa ha criticado al actual Gobierno por poner al frente de Cultura a Miquel Iceta, ya que considera que «es lo mismo que poner a Chiquito de la Calzada». «Aunque quizás sea lo más adecuado para la cultura española», ha apostillado Azúa, quien publica el ensayo Baudelaire y el artista de la vida moderna (Debate).

«Tenemos uno de los Gobiernos más ignorantes de la Historia de España y ahí están los resultados», ha señalado en una entrevista con Europa Press el catedrático de Estética, al ser preguntado respecto al posible traslado de piezas del Museo Arqueológico Nacional a sus comunidades de origen.

La mayor parte de dirigentes son analfabetos

félix de azúa

«Este hombre quiere devolver La dama de Elche a Alicante porque con eso se siente muy bueno y a lo mejor con eso compra tres votos, pero es exactamente el mismo tipo de gesto que hizo Petain cuando regaló la figura a Franco. Este mequetrefe hace lo mismo», ha señalado el autor catalán.

Azúa considera que la actualidad es «absurda, mezquina y ruin y todo eso se debe a los dirigentes, que la mayor parte son analfabetos». Así, pone como ejemplo los actuales planes de estudio en los que se ha «suprimido todo lo que tenía interés», como el griego o el latín y donde «las historias de literatura son de risa».

«Ahora puedes pasar cursos con suspensos, con lo cual lo mejor sería que en el momento de matricularte ya te dieran la licenciatura y te fueras a casa, así los profesores podrían descansar y ver el fútbol por la televisión. La situación es lamentable», ha comentado el doctor en Filosofía.

Pese a considerarse un «optimista» ya que la sociedad actual es «muy divertida», Azúa recomienda una «salvación individual» dentro de una «sociedad de masas». «Quien quiera que lea a los griegos, lea mucha poesía y se forme a sí mismo, porque estamos solos y abandonados y el Estado no nos va a ayudar», ha alertado.

«Éramos más libres con Franco»

Así, ha recordado la actual gestión del coronavirus, en la que «se han puesto a aplaudir a científicos y médicos y aquí nadie tenía ni zorra idea». «No saben quién se contagia y quién no, no saben qué hacer con el virus y lo único que se les ha ocurrido es vacunarse», ha comentado el académico, matizando que él sí ha recibido la doble dosis de vacunación.

«Además ahora te dicen que hay que llevar mascarilla y hay que ser obediente, porque en una sociedad como la nuestra la represión es monstruosa. Éramos más libres con Franco y la gente no se da cuenta», ha aseverado el autor, quien añade que ahora se vive «bajo la vigilancia de una policía que es potencia tecnológica».

La modernidad es la Edad Media

Azúa cree que si Baudelaire -defensor absoluto de la modernidad- viviese en la actualidad «estaría asqueado», aún más si estuviera en España. «Vería a la sociedad española como nosotros vemos ahora a China: un país con mucho dinero, poco trabajo y muy poca libertad: le parecería espantoso ver a millones de personas iguales que se creen libres», ha lamentado.

«Me da a mí la impresión de que la modernidad viene a ser ahora como la Edad Media. Es un asunto interesante para nuestros tatarabuelos, pero aparte de un eslogan para la publicidad, no tiene utilidad. La modernidad ya murió y nosotros no podemos vivirla», ha defendido el catedrático.

«Está bien leer a Badeulaire para darse cuenta de cómo era el mundo extinguido. Ahora la modernidad se vive en las revistas de los periódicos y los que hoy ejercen el papel de artistas son los encargados del espectáculo del arte. Arte ya no queda nada, pero sí ese espectáculo o bien subvencionado o bien pagado por inversores que hacen pruebas de rentabilidad», ha concluido.