Cultura

Rossgram: la aplicación con la que Putin quiere sustituir a Instagram

Carmen Vivas

Primero fueron los medios independientes "para acallar a quienes alzan la voz contra el conflicto", y la amenaza de pena de prisión si se publicaban noticias críticas con Vladímir Putin que provocó la fuga de periodistas de la televisión norteamericana CNN, la canadiense CBC, la agencia de noticias Bloomberg, la británica BBC, las dos públicas alemanas, ARD y ZDF, la italiana RAI, la agencia española Efe o la televisión catalana TV3. Después impidió el acceso a Facebook y Twitter, y acto seguido lo hizo con Instagram, dejando huérfanos a más de 80 millones de seguidores de la plataforma estadounidense en Rusia.

Estrechar el círculo de control y la maquinaria mediática de una «operación militar especial» destinada a «desnazificar» y «desmilitarizar» Ucrania, según la doctrina del Kremlin, es otra de las obsesiones del mandatario ruso, Vladimir Putin, que tiene toda la artillería cargada para que empiece a funcionar Rossgram, la plataforma que sustituirá a la clausurada Instagram a partir del próximo lunes.

El Servicio Federal de Supervisión de las Comunicaciones, Informática y Comunicaciones Masivas ruso, Roskomnadzor, anunció la semana pasada que bloquearía Instagram como respuesta a la decisión de Facebook de permitir a los usuarios llamar a la violencia contra Putin y las tropas rusas ante el conflicto bélico con Ucrania. «Mi socio Kirill Filimonov y nuestro grupo de desarrolladores ya estaban listos para este giro de los acontecimientos y decidieron no perder la oportunidad de crear un análogo ruso de una red social popular amada por nuestros compatriotas», explicó Alexander Zobov, director de relaciones públicas de la iniciativa, a través de una publicación en la red social rusa VKontakte.

Si bien la prohibición de Facebook citó la “discriminación contra los medios rusos”, esta vez el Gobierno de Putin afirma que está sucediendo debido a una decisión de la empresa matriz Meta, que ha ordenado a los moderadores que "permitan publicaciones que llamen a la violencia" contra los soldados rusos si se originan en ciertos países, incluida Ucrania. Algo, para lo que el portavoz de Meta, Andy Stone, declara que, "como resultado de la invasión rusa de Ucrania, hemos permitido temporalmente formas de expresión política que normalmente violarían nuestras reglas, como un discurso violento como 'muerte a los invasores rusos'. Todavía no permitiremos llamadas creíbles a la violencia contra los civiles rusos”.

En este sentido, en un comunicado oficial, Roskomnadzor justificó que “como saben, el 11 de marzo, Meta Platforms Inc. tomó una decisión sin precedentes al permitir la publicación de información que contenía llamados a la violencia contra ciudadanos rusos en sus redes sociales, Facebook e Instagram. En la red social Instagram circulan mensajes alentando y provocando actos violentos contra los rusos, en relación con los cuales la Fiscalía General de Rusia exigió que Roskomnadzor restrinja el acceso a esta red social”.

La prohibición llegaba solo unos días después de que el conglomerado estadounidense anunciara planes para que Instagram etiquetara a los medios de comunicación estatales que en Rusia y Ucrania están "ocultando información sobre los seguidores de las personas, a quién siguen y las personas que siguen a cada uno", y tras una lluvia de protestas por parte de los influencers del país ruso: "No sé lo que me depara el futuro", ha dicho Olga Buzova, estrella de la televisión rusa, de 36 años, en un vídeo de despedida a sus 23,3 millones de seguidores en la red social.

Según se afirma en la página de Rossgram, la aplicación va a ofrecer funcionalidades similares a las de Instagram. Además, "tendrá herramientas de monetización adicionales para los usuarios: acceso a contenido de pago, una función de recaudación de fondos (financiación colectiva)" entre otras funciones. Desde la plataforma aseguran que Rossgram estará disponible en dispositivos iOS y Android sin embargo, aunque va a ser lanzada el próximo 28 de marzo, será en fase de pruebas "durante su primer mes de vida". En ese tiempo, "solo van a poder usarla los creadores de contenido reconocidos y socios inversores". La llegada definitiva se espera que tenga lugar en abril.

YouTube ¿la próxima en caer?

Las autoridades podrían bloquear el acceso a Youtube en los próximos días por llevar a cabo "acciones de carácter terrorista" debido a la distribución de "vídeos antirrusos". Así lo aseguran fuentes confidenciales a la agencia RAI Novosti, controlada por Moscú, tras hacerse efectiva la medida de la plataforma propiedad de Google, de bloquear en todo el mundo los vídeos de medios financiados por el Estado ruso.

Hasta el momento, Youtube se ha convertido en la única red social occidental disponible en el país, aunque con sus propias restricciones. Sin ir más lejos, el pasado lunes, Youtube anunciaba que los medios de comunicación financiados por Rusia no tendrían cabida en la plataforma. Desde entonces, el gigante del vídeo ha detallado que desde el 1 de marzo ha eliminado más de 1.000 canales y más de 15.000 vídeos por "violar distintas de sus políticas de moderación de contenidos, entre las que estarían la difusión de bulos, los llamados al odio y a la violencia, o la publicación de contenido gráfico sobre la guerra que Rusia está desplegando sobre Ucrania".

"Primera guerra TikTok"

Videos y fotografías de usuarios entre edificios derruidos por bombas, calles desiertas o búnkeres subterráneos en primera persona. La aplicación propiedad de ByteDance se ha convertido en una de las plataformas más populares para compartir contenidos sobre un conflicto que The New Yorker ha bautizado como la "primera guerra TikTok" del mundo.

"Hago este contenido en Tik Tok porque quiero que todo el mundo vea nuestro problema. Porque la guerra no es problema nuestro, es algo que concierne a todo el mundo", señala Valeria (@Valerisssh), una veinteañera ucraniana de Chernígov, fotógrafa de profesión, que documenta la guerra en su país siguiendo las tendencias de la plataforma, en declaraciones para la BBC.

@valerisssh

NATO, CLOSE THE SKY OVER UKRAINE! #ukraine #stopwar #nato

♬ Another Love - Tom Odell

Y es que junto a Youtube, TikTok es la única gran red social que sigue operando en el territorio ruso, aunque tampoco es ajeno a las restricciones. Desde el pasado 6 de marzo, la red social china decidió suspender parcialmente su servicio en Rusia y ya no permite subir vídeos o hacer retransmisiones en directo desde ese país. La razón es de nuevo la ley aprobada en Rusia que prevé penas de hasta 15 años de cárcel por difundir lo que las autoridades de Moscú puedan considerar "información falsa" en relación con la guerra en Ucrania.

Según la agencia rusa Interfax, la compañía difundió un comunicado en el que TikTok señala que la seguridad de sus empleados y usuarios sigue siendo su "principal prioridad": "A la luz de la nueva ley de noticias falsas de Rusia, no tenemos más remedio que suspender la transmisión en vivo y el nuevo contenido para nuestro servicio de vídeo mientras consideramos las implicaciones de seguridad de esta ley", apuntó TikTok, que no obstante mantiene sin cambios su servicio de mensajería en Rusia.

Telegram y Whatsapp esquivan la prohibición

A diferencia de algunas de las más grandes redes sociales del mundo, plataformas de mensajería como WhatsApp y Telegram han evitado el bloqueo del Kremlin. Según un informe de la empresa de ciberseguridad Check Point, el número de grupos de Telegram se ha multiplicado por seis desde el 24 de febrero y algunos de ellos, se han disparado, llegando en algunos casos a superar los 250.000 miembros.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar