Cultura

Aparece en Hawái una escultura de Dalí que se creía destruida desde hace cuatro décadas

Imagen de Salvador Dalí con un molde encontrado que se creía desaparecido

Salvador Dalí, junto a su obra 'Cristo de San Juan de la Cruz'.

Surrealista, como el Primer Manifiesto Surrealista que escribió André Bretón en 1924 , y repleto del automatismo psíquico que enfundó de luz la oscuridad de una de las obras más icónicas de Salvador Dalí; Cristo de San Juan de la Cruz. Realizada en 1979, diez años antes de la muerte del artista (Figueras, España, 1904-1989) la obra, imagen de un Cristo sin los atributos de la crucifixión, sin heridas, sin clavos y sin dolor, se creía perdida. Sin embargo, fue hallada en el sótano de un coleccionista norteamericano y se exhibe desde este jueves en Harte International Galleries, en la isla de Maui, en Hawai, con motivo del 118 aniversario del nacimiento del pintor. «Dalí revolucionó el pensamiento de todos acerca de cómo presentar a Cristo. La obra ha sido autenticada por el experto Nicolás Descharnes, en Francia. El padre del experto, Robert Descharnes, fue secretario de Salvador Dalí hasta su muerte».

De la obra se hicieron ediciones en platino, oro, plata y bronce, pero los expertos asumieron que la talla de cera original, había sido destruida. «Harte International Galleries ha vendido una serie de esculturas en bajorrelieve del Cristo de San Juan de la Cruz a lo largo de nuestra historia, pero nadie pensó que la obra original, realizada en cera, todavía existía», explica Glenn Harte, copropietario de la galería a través de un comunicado.

Según asegura Harte, el propietario de esta obra, un coleccionista privado, mantuvo la escultura de cera dentro de una bóveda durante todo este tiempo, tras comprársela directamente a Dalí en 1978, y una vez la galería supo de su existencia, la compró por una suma no revelada, y la nombró como Lost wax (Cera perdida). Si bien la galería no se plantea «por el momento» vender la escultura de cera, aunque sí prestarla para que luzca en alguna de las grandes colecciones del pintor como el Museo Salvador Dalí, en San Petersburgo, las pinacotecas de Florida, o el Louvre de Abu Dhabi; la valoración de la obra ronda entre los 10 millones y 20 millones de dólares.

Te puede interesar

Comentar ()