Cultura

Las pequeñas editoriales, las perjudicadas de la Feria del Libro por el nuevo reglamento que las deja fuera del evento

Libreros atienden a clientes y paseantes en la Feria del Libro de Madrid. Europa Press

Tras dos años marcados por la pandemia del coronavirus, la Feria del Libro de Madrid vuelve a recuperar su esencia desde el próximo 27 de mayo y hasta el 12 de junio, en el Parque de El Retiro de la capital, con más casetas y expositores «que nunca en el siglo XXI», aunque sin relevo para Colombia como País Invitado de Honor.

En concreto, este año habrá en la Feria del Libro de Madrid un total de 378 expositores, que se repartirán en 52 librerías generales, 57 librerías especializadas, 153 editoriales independientes, 50 editoriales compartiendo, 22 grandes grupos, seis facsímiles y 24 organismos oficiales. «Probablemente, nunca vaya a ocurrir algo así: quienes tenían espacio asegurado han renunciado a metros de sus casetas, para que entre gente que de otra manera no hubiera podido estar. Habrá muchas editoriales pequeñas que presentaran catálogos que de otra manera no llegarían al lector. Pero creo que la gente que va paseando por El Retiro no va mirando de dónde es la editorial. A mí me parece más relevante que se sepa el esfuerzo que hacen muchos de esos editores viniendo aquí», detalla la directora de la Feria, Eva Orúe.

Es el caso de Notorious libros de Cine, Blackie Books, Valparaíso Ediciones, Almazara libros o Atisberri Ediciones, pero no el de Es Pop Ediciones para quien, a pesar de haber participado en siete ediciones anteriores, las palabras de Orúe no están exentas de polémica. Desde la editorial reclaman que «la nueva directora de la Feria del Libro presume de la presencia de editoriales pequeñas en el evento» el mismo año que «nos han dejado fuera a unas cuantas por el nuevo reglamento que te exige alcanzar una producción mínima anual». Nuestros compradores habituales deben saber por qué no vamos a estar este año en la Feria. Siempre se ha pedido que las editoriales, por sí solas o sumando entre varias, alcanzaran un número mínimo de títulos vivos para poder acceder a una caseta. Además de que esta cifra ha subido notablemente en una década, la novedad este año ha sido que se exige que cada uno de los editores así agrupados tenga en sus catálogos al menos 25 títulos vivos», señalan en palabras para El Independiente.

Y es que además, según apunta el documento, la adjudicación del número de casetas se ha hecho en función del número de títulos vivos en catálogo de cada grupo editorial y, no podrán participar en la Feria del Libro de Madrid las editoriales que no hayan publicado al menos seis obras nuevas en soporte papel en el último año, ni tampoco aquellas cuyos fondos no puedan ser comercializados en librerías «al no estar en distribuidor alguno o no otorguen a aquellas condiciones suficientes para la comercialización».

La queja de estos sellos independientes no es nueva. Ya el año pasado, hicieron público un escrito en el que exponían su descontento con la organización de la gran cita comercial del sector del libro por la ubicación de sus casetas en una nueva zona diseñada para la 80ª edición. «Las editoriales de lo que llamaron el espacio experimental, facturaron un 40% menos que las otras. Teniendo en cuenta que la organización tiene perfectamente mapeado el espacio, cabe deducir que el experimento no era tal, puesto que sabían cuáles serían las consecuencias, y por eso nos mandaron allí».

La Feria del Libro de Madrid, que cerró en 2021 con unos unos 384.000 visitantes y unas ventas de más de 9,1 millones de euros, lo que supone un 10% menos que la cita de 2019, gira este año en torno al viaje, bajo el lema es ‘Hojea el mundo’, y rendirá un homenaje a la fallecida literata madrileña, Almudena Grandes, además de a otras figuras como Francisco Brines, Joan Margarit, Javier Goñi o Roberto Calasso. «El viaje es un asunto bien literario, e infinidad son los autores y autoras que han escrito sobre ello o reflexionado a propósito de ese afán de desplazarse, y conocer. La Feria va a estar llena de homenajes a gente a la que, efectivamente, debemos mucho».

Te puede interesar

Comentar ()