Cultura

Sin país invitado y con la autoestima alta: la Feria del Libro 2022 espera llegar a los 10 millones de euros

Pixabay

Madrid tiene ganas de Feria del Libro. De las de siempre. De las de pasear y hojear páginas de una próxima lectura como quien viaja, «en busca de otros estados, otras vidas y otras almas», tres años después. Porque así, «donde solíamos y como solíamos», como en un viaje, la gran cita comercial del sector del libro regresa el próximo viernes 27 de mayo, y hasta el domingo 12 de junio en el Parque del Retiro.

Después del encuentro testimonial en formato digital en 2020 y la acotada de 2021, en la que se redujo el espacio y se limitó su acceso a zonas marcadas, la Feria del Libro regresa «como nunca antes en el siglo XXI», con 378 casetas y 423 participantes entre librerías de la Comunidad de Madrid (107), y editoriales de toda España (109), distribuidores (14), e instituciones oficiales (23); y contará, además de los mayores patrocinadores de la Feria -el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad de Madrid-, con presencia del Ministerio de Cultura y Deportes y, de forma excepcional, con un pabellón de la Unión Europea que albergará actividades en las que más de 150 ponentes internacionales debatirán sobre cambio climático, energía, desinformación, ciberseguridad, igualdad y relaciones exteriores. «Teniendo en cuenta el contexto actual, el Pabellón Europa acogerá actividades relacionadas con el libro y la lectura, pero que a la vez tocan los temas más relevantes hoy para Europa y el mundo».

Así lo ha comunicado durante la presentación en rueda de prensa, Eva Orúe, directora de la Feria desde hace seis meses, cuando la Asociación de Empresarias y Empresarios del Comercio del Libro de Madrid, entidad que organiza el evento, la eligió para ostentar el cargo hasta 2024. «Es un honor enorme que viene acompañado por el hecho de que seré la primera mujer al frente del evento, y un reto. Solo hemos tenido tres meses para organizarla. En esta edición desaparecen algunas tradiciones y dan comienzo nuevas iniciativas».

Entre las novedades de este año, destaca la producción y distribución del podcast Destino Feria, «un paisaje sonoro que muestra el presente del libro, sus retos y singularidades, y un formato actual y dinámico para acercar a los lectores y lectoras la actualidad del sector» que se podrá escuchar en Podimo, una de las principales plataformas de audio entretenimiento de España y América Latina. Además, como novedad y para evitar aglomeraciones y colas, se va a tratar de trasladar las grandes firmas a zonas que no entorpezcan el paso, es decir, «descargar puntos calientes donde pueda haber mucha gente».

En este sentido, se eliminará «la megafonía de las firmas y los planos que se le daba a la gente para ver dónde estabas las casetas», que en su lugar será sustituidos por cuatro pantallas, vinilos, códigos QR y personal especifico que ayudará e informará a quien lo necesite.

La Feria del Libro tampoco contará con país invitado este año porque «las circunstancias nos han impedido tenerlo», explica la directora. «Que no haya país invitado es una ruptura pero no una voluntad de que en el futuro sea así». Así, no habrá relevo para Colombia, como País Invitado de Honor, pero sí un viaje por la literatura internacional. La feria tendrá por primera vez un pabellón de la Unión Europea y «puertas» a otras industrias culturales como los museos y el cine para llegar a un público más amplio. «Cuando llevaba una semana como directora de la Feria, el país al que se había tentado y con el que las conversaciones estaban lanzadas, dijo que no podía. Era muy tarde para convocar a otro país, por lo que pensamos hacer una feria diferente. Por el Pabellón Europa pasarán invitados procedentes de todos los rincones de la UE y de fuera de ella para que, a lo largo de los 17 días de programación, los miles de visitantes que acuden a la Feria puedan disfrutar de una experiencia con ricas referencias internacionales».

También habrá homenajes a los fallecidos Roberto Calasso, Javier Goñi y José Saramago, y un acto de recuerdo a los poetas desaparecidos José Hierro, Francisco Brines, Paca Aguirre, José Manuel Caballero Bonald y Joan Margarit. Además, el 11 de junio se invitará a los lectores a leer un párrafo favorito de alguna de las novelas de Almudena Grandes en homenaje, ha recordado Orúe, «a una de las escritoras habituales y más queridas de esta cita», fallecida el 27 de noviembre de 2021, y que contará con la participación de su viudo, el poeta y director del Instituto Cervantes, Luis García Montero.

Más de 2.300.000 visitas y 10 millones de euros

La última edición de la Feria plena, la de 2019, recibió 2.300.000 visitas, de las cuales, en torno al 25%, fueron procedentes de fuera de la ciudad de Madrid, es decir, del resto de la Comunidad y de otras provincias españolas. En esta 81ª edición se espera superar esos datos entre otras cosas, por el «evidente impacto económico» que tiene la que se califica como la feria popular del libro más grande del mundo para el sector, que «llega a ocupar a casi 50.000 trabajadores y, en su última edición, recaudó más de 10 millones de euros».

La ONCE en la Feria

Material didáctico en 3D, un globo terráqueo accesible que informa en voz de todo lo que hay en las zonas a las que señala el puntero-lector, mapas adaptados y libros en audio y braille será la aportación que la ONCE mostrará en la Feria del Libro de Madrid, en la caseta del Servicio Bibliográfico de la ONCE. «El objetivo es que las personas que la visiten puedan conocer un buen número de elementos, relacionados con la educación y el acceso a la cultura y a la información de las personas ciegas o con baja visión».

De este modo, personal técnico del Servicio Bibliográfico de la ONCE (SBO) darán a conocer al visitante de la Feria la historia de la lectura y escritura desde el siglo XIX a la actualidad, tanto en braille como en audio, con libros de distintas épocas y formatos, diversos materiales de escritura y reproductores especiales de sonido.

Te puede interesar

Comentar ()