Si alguien ha paseado alguna vez por Times Square en Nueva York, resulta difícil olvidar ese momento. Las luces, los flashes, el bullicio, los coches, la gente, los rascacielos… es como una bacanal de sensaciones y estímulos que no tiene casi comparación con el resto de lugares icónicos del mundo. Pero la esquina de Broadway y la Séptima Avenida está desierta estos días. Al igual que el resto de las grandes ciudades del mundo, Nueva York presenta un aspecto fantasmal, casi apocalíptico.

La pandemia por coronavirus ha confinado en sus casas a miles de millones de personas por todo del mundo, desde Sídney a Buenos Aires, pasando por Berlín, Londres o Washington. Estar en casa para evitar contagios es por ahora la medida más fiable que se puede tomar hasta que alguien dé con la vacuna para acabar con el Covid-19. Hasta entonces, costará volver a la normalidad, costará imaginarse de nuevo una fila de horas a los pies de la Torre Eiffel o a la gente encaramada a la valla del Buckingham Palace para ver el cambio de guardia.

A continuación, una recopilación de fotografías de lugares icónicos «arrasados» por el coronavirus. Lugares donde normalmente es imposible sacarse una foto sin que nadie te moleste, vacíos y abandonados. El sueño de cualquier turista.