Historia

Un investigador halla en Ceuta un escudo masónico en edificio militar de 1925

El edificio de La Comandancia General de Ceuta. RRSS

Un investigador y historiador de Ceuta ha realizado un hallazgo inédito en la ciudad al localizar un escudo masónico en uno de los edificios militares, en la zona de Maestranza, que lleva varias décadas en desuso.

El historiador Francisco Sánchez ha informado a Efe de que el escudo masónico fue asentado en la parte posterior del edificio de la Comandancia Militar de Obras de Ingenieros, construido entre 1925 y 1929 y su visibilidad por las personas es «muy complicada, seguramente por eso ha pasado desapercibida y no fue destruido tras el golpe militar en julio del 1936, con la persecución a los masones ceutíes, donde 27 fueron fusilados y cerca de 200 represaliados».

El escudo, según el historiador, es uno de los pocos elementos de la tradición masónica que quedan en la ciudad, ya que la practica totalidad de ellos fueron destruidos o arrojados al mar y  ha concluido que la fecha de la colocación del escudo en el edificio de la sección topográfica con el inicio de una logia en Ceuta a finales del año 1928.

En esos años, los masones ceutíes que se reunían en las localidades marroquíes de Tetuán y Tánger decidieron que había llegado «el momento» de levantar columnas en Ceuta.

Las reuniones culminaron con la creación de la logia llamada «Hércules», que se consolidó llegando noticias de su implantación en la ciudad a las tertulias y círculos progresistas: «Los que aspiraban a introducirse en la francmasonería normalmente eran presentados por alguien de su entorno familiar, profesional o amistad que ya pertenecía al taller», ha avanzado el historiador, quien ha reseñado que en una ciudad tan pequeña 45.000 habitantes «resultaba muy fácil conocer las características de los aspirantes a masones sin necesidad de gran esfuerzo».

El edificio donde está el escudo data del año 1800 y es de estilo neomedieval del ingeniero militar Luis Melendreras, siendo reformado en 1841 bajo el mando del Comandante Exento de Ingenieros Carlos Montenegro, si bien desde el 2005 el estamento militar cedió las instalaciones al Juzgado civil.

El edificio que muestra el escudo masónico fue en su día las oficinas de la sección topográfica mientras que la masonería en Ceuta tuvo su «edad de oro» durante el advenimiento del régimen republicano en abril de 1931 que contó con destacados políticos locales entre sus filas.

La logia ceutí Hércules se consagrará como un taller sólido con el paso del tiempo, según cuenta a Efe Francisco Sánchez.

La historia de la masonería en Ceuta comenzó en 1821 y llegó a su trágico fin con la sublevación militar de julio de 1936, «y la consiguiente represión tuvo como resultado 268 víctimas ceutíes, masones 27 de ellas, además de los numerosos encarcelados y exiliados».

La aparición del escudo se relaciona con el predominio de militares «entre los miembros de una de las logias, algo normal al ser Ceuta una plaza militar y a que los destinados en la ciudad eran sensibles a las ideas liberales y por tanto, se vieron atraídos por la masonería».

Te puede interesar

Comentar ()