La editorial Tintablanca incorpora una nueva capital, concretamente Barcelona, a su cuidada colección de Libros de Viajes: «La que todo viajero ávido de descubrir el mundo con una mirada artística, literaria y sorprendente desea tener entre manos», señalan desde la propia editorial. Este título se suma a los anteriormente publicados: Madrid, París, Nueva York, Roma, Londres y Berlín. Estos destinos son unos «viajes irrepetibles» que Tintablanca edita de la mano de escritores e ilustradores que los conocen bien. Tanto que es «imposible dejar de bucear entre las páginas y lugares cercanos y remotos, que nos eclipsan con el bullicio de sus plazas, sus secretos y sus calles solitarias».

En la guía de viaje de Barcelona, el escritor Carlos Zanón retrata su ciudad «más íntima» y la artista Lara Costafreda ilustra el «lado humano y cosmopolita de esta capital mestiza, culta, contradictoria y en permanente sensación de cambio». Barcelona es para Carlos Zanón la “ciudad mestiza y tradicional, multicolor, fronteriza, ensimismada, bilingüe, clasista y siempre humana, pura carne sudada bajo el perfume caro o la colonia barata, corazón y huesos. Con Barcelona uno no puede enfadarse mucho tiempo porque todo lo bueno o malo que hace es sin intención, ni voluntad. Nerviosa y electrizante, golfa, pirómana y asustadiza, adicta al romanticismo de salón, la épica wagneriana y el folletín sin final de novela burguesa.”

Además de la de Barcelona, Tintablanca cuenta en su haber con seis títulos más que forman parte de esta colección de guías de viaje, obra de escritores e ilustradores: