Literatura

De estrella mundial a vigilante del Louvre: la historia del Harry Potter que nunca fue

Harry Potter

Harry Potter IMDB

El sí o el no. Ser o no ser. Que salga cara o cruz, o como en Match Point de Woody Allen, que la pelota caiga de un lado de la red u otro. Numero dos (Alfaguara), de David Foenkinos (París, 1974), juega con el azar y sus consecuencias, con aquello que escapa del control de las personas pero que es capaz de determinar por completo una vida. Desde un hecho real como es la existencia de un Harry Potter fallido, el último actor destacado para interpretar el personaje, Foenkinos da rienda suelta a su imaginación y novela una intriga completamente ficticia.

La selección de un joven para el papel de Harry Potter, obtenido por el archiconocido Daniel Radcliffe, significó que hubo otro que quedó a las puertas. Con todo lo que eso implica. El sentimiento de aquel niño despertó la inspiración de Foenkinos. "En 1999 arrancaba el casting para encontrar al chico que interpretaría a Harry Potter y que, por tanto, se haría mundialmente famoso. Centenares de actores pasaron por las audiciones. Al final, solo quedaron dos. Esta novela cuenta la historia del que fue descartado", arranca su obra el autor de Número dos. La empatía de Foenkinos al conocer por qué la directora de casting de la histórica saga se decantó por Radcliffe y no por el otro candidato, anónimo en la realidad, pero encarnado por Martin Hill en la ficción del francés, le trasladó al Harry Potter que nunca fue y como resultado nació Número dos.

El éxito J. K. Rowling es empleado por Foenkinos como un vehículo para trazar un recorrido sobre la condición humana y el impacto de las circunstancias incontrolables. "No se trata de una novela sobre Harry Potter: más bien nos hace partícipes, siempre con delicadeza y sensibilidad, del sufrimiento silencioso de un niño que está al pie de una montaña demasiado alta", señala la crítica de la prestigiosa revista Paris Match.

Número dos fantasea con la desgraciada historia que podría haber tenido lugar tras el 'no' recibido por el actor que quedó a las puertas del papel de Harry Potter. De esta manera, Foenkinos consigue que hacer que el lector elucubre sobre la hipotética vida de Martin Hill y que en ocasiones se planteé si las páginas que tiene entre sus manos pertenecen a la realidad o a la ficción. Otro de los grandes temas del libro es el fracaso y la manera de sobreponerse a él. Este camino hace que Martin pase de imaginar matar a 'El otro' -Daniel Radcliffe- a hacer converger estas vidas paralelas: "Los dos habían soñado con la vida del otro. Los dos habían deseado lo que no tenían. La luz en el caso de uno; la sombra para el otro. Al conocerse, se sosegaron mutuamente. Y llenaron, de alguna manera, la parte ausente de su destino", relata Foenkinos, que escarcea con esta posibilidad e introduce a Martin en los Globos de Oro y a Radcliffe junto al segundón en su mundanal trabajo como vigilante en el Museo del Louvre.

"Seguramente el éxito (es lo que más nos cambia); llega con envidia y agresividad. El gran triunfo es ser feliz, pero hemos reducido tanto nuestra ambición de ser felices que el bienestar puede llegar de ver tropezar a los demás", sentencia Foenkinos.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar