25 de junio de 2009. Michael Jackson aparecía muerto en su cama. La noticia corrió rápido. El mundo entero atento al televisor. El Rey del pop, el hombre que era todo luz y todo sombras, el genio, el adicto, el presunto pederasta.

Sus canciones comenzaron a sonar en todos los sitios. En los bares, en las tiendas. Jackson, que había pasado años en un extraño letardo profesional, había vuelto con mucha fuerza hacía apenas pocos meses. El 5 marzo, en la que fue su última aparición en público, sus últimas palabras por televisión, había anunciado la gira This is it con 10 conciertos. A las 24 horas hubo que aumentarlos a 40.

Ahora se cumplen 10 años de su muerte y el 25 de junio se ha convertido en un día señalado para sus fans más fervientes. Cada año, en esta fecha, la cripta privada del cementerio Lawn de Glendale, donde está enterrado, se llena de flores y fotos. De cartas, de muñecos. Sus seguidores siguen siendo miles. Su música conocida en todo el mundo.

En El Independiente, por el décimo aniversario de su muerte, recopilamos sus mejores canciones:

1. Billie Jean

2. Thriller

3. Black or White

4. Bad

5. I’ll be there