El grupo madrileño Taburete, conformado por Willy Bárcenas y Antón Carreño, ha estrenado su nuevo sencillo, Brindo, una canción que, según el líder del grupo madrileño, va dirigida a los «peones en el tablero, titiriteros de los que moldean a su gusto las circunstancias, presos de la telaraña esperando escuchar el sonido que hace la fiera cuando intuye cerca a su presa, jugadores sin un AS bajo la manga. Así nos ven quienes juegan, así nos brindan quienes nos bailan; jaque mate por la escuadra».

La discusión en redes no ha tardado en gestarse y han sido numerosas las personas que han acudido a Twitter para alabar la «libertad» de la banda con frases como «hay que tenerlos bien puestos para hacer una canción así». Además, el vídeo tampoco ha dejado a nadie indiferente, pues muchos han llegado a compararlo incluso con la famosa fiesta de El Español a la que acudieron hace una semanas muchas caras conocidas del gremio político de nuestro país.

El nuevo vídeo de Taburete, Brindo.

Entre los que han alabado la letra y el polémico videoclip de Taburete se encuentra el presidente de Vox, Santiago Abascal, que brinda «por todos los artistas libres, los que se atreven a disentir, los que no escriben ni cantan al dictado de nadie».

Tweet del presidente de la formación verde.

Entre aplausos, también ha habido alguna crítica hacia la banda: «Taburete son los típicos niños pijos que se fuman cuatros mais y se ponen a flipar con teorías conspiratorias», decía un usuario en Twitter.

«La joda seguirá»

Hace una semana, y sin ser captada por los medios de comunicación, Rosalía Iglesias ingresaba en la prisión de Alcalá Meco para cumplir la condena de 12 años y 11 meses impuesta por la Audiencia Nacional a la mujer de Luis Bárcenas. Tras la entrada de su madre en prisión, Willy Bárcenas contó a CHANCE que Luis Bárcenas «ha pedido el traslado de cárcel» desde Soto del Real para estar cerca de su mujer: «Juntos, dentro de lo que se puede».

Muy discreto, el cantante pidió que «no me mareéis ahora por favor. Os lo pido por favor, de verdad, gracias» y prefiere no desvelar cómo fue la despedida de su madre, ya que Rosalía Iglesias está hundida tras su entrada en prisión. En un mensaje de Instagram, el cantante de Taburete dijo que «la joda seguirá».