En el cuello de C. Tangana, el cantante de trap madrileño, hay tres cadenas que el cantante no deja de tocar. Una es la que le compró su madre con la herencia de su abuelo, otra se la compró en México en un viaje con una «persona muy especial» y la tercera fue un autorregalo que se hizo en Nueva York por una «buena noticia profesional».

A continuación, la explicación del propio C. Tangana de qué significa cada joya que luce:

Puede ver aquí la entrevista completa de El Independiente al cantante C. Tangana.