«Que el viento me dé en la cara. Que la muerte ya vendrá», dicen los versos que sin querer se convirtieron en una muerte anunciada muy distinta, eso sí, a la de Gabriel García Márquez.

Su muerte llego más bien pronto que tarde para algunos, y en el momento justo para él mismo. Porque Pau Donés (Montanuy, 1966), el eterno optimista de Jarabe de Palo, lo sabía. Y, aunque resignado a morir sin quererlo, se preparó con la convicción de haber disfrutado de la vida: «Desde el momento que aceptas que la muerte es algo que va contigo, vives mucho más tranquilo», decía en Eso que tú me das, la charla – y última aparición pública del cantante – que mantuvieron Pau Donés y Jordi Évole dos semanas antes de morir el músico.

Hoy se cumple un año de su fallecimiento pero la llama de su música y el mensaje que dejó el cantante en sus últimos días de vida, siguen muy presentes. La Flaca, Depende, Grita o Bonito, siguen sonando en nuestra memoria, en los coches o en los bares, y siguen siendo esas historias con tinte autobiográfico que acaban por describir los grandes clásicos de la música.

Pau Donés dijo su «hasta pronto» con 53 años, después de una larga batalla contra el cáncer y de prometerse a sí mismo un «ya volveremos». Nunca dijo adiós, sino gracias; y nunca se resignó, más bien tomó conciencia: «Cuando me enteré de que tenía cáncer tuve miedo. Ahora estoy enfadado con él, sí, porque todavía no me quiero ir y cualquier dia me lleva y me jode. Pero es lo que hay. Preferiría vivir un poquito más pero acepto que es una enfermedad que genera el cuerpo. Gracias a todos. Mi vida ha sido un auténtico privilegio. Me voy en paz».

#LaCamisetaDePau: ‘Vivir es urgente’

«Sed felices, porque vivir es urgente». Lo repetía una y otra vez como forma de alertar de que el futuro no existe y de que la vida no es un ensayo, sino que es el ahora. Ese era su lema, y esas las palabras que el cantante convirtió en un mantra sin cese durante sus últimos años.

Ahora, ese lema vital se ha estampado en una camiseta cuyas ventas se destinarán a la investigación oncológica y seguirán, con el compromiso que el cantante inició en 2018 a través del proyecto Jarabe contra el cáncer.

La investigación oncológica es seguir con una idea que Pau empezó y a la que ahora queremos dar continuidad»

marc donés

Desarrollada por la fundación Cris contra el Cáncer y el colectivo Help!Ideas buenas, con la colaboración de Correos, #LaCamisetaDePau, se ha presentado este martes como acción de apoyo y devenir del legado del que fuere y es un ejemplo de vida: «Compartimos su mensaje de afrontar el cáncer desde el lado bueno de la vida, disfrutando del presente y viviendo cada día con pasión e ilusión», señalaba en la presentación Marta Cardona, directora de la fundación.

A la iniciativa se han sumado numerosos rostros conocidos como Dani Rovira, Carles Puyol, Jordi Évole, Toni Acosta, Coque Malla, Jorge Drexler, Karlos Arguiñano y Luz Casal, entre otros.

Que sea una camiseta, no es algo casual. Así lo ha confesado Marc Donés, el hermano del artista, también presente en la rueda de prensa que daba el pistoletazo de salida a esta acción:«Allí donde iba se compraba una. En el mundillo —fue Dani Martín quien se lo dijo— Pau tenía una cierta fama de coleccionista de camisetas y siempre procuraba que fueran especiales, aunque básicas. Era el rey de la camisetas vintage».

A estas palabras Marc ha sumado su agradecimiento a un proyecto que «sigue con la idea» que Pau comenzó: «Cuando me contaron el proyecto hubo una cosa que gustó a toda la familia: uno de los objetivos era transmitir el mensaje que nos ha dejado Pau. Después de este año de feedback desde su partida, nos hemos dado cuenta de que hay mucha gente agradecida y rendida a su filosofía de vida. La investigación oncológica es seguir con una idea que Pau empezó con Jarabe contra el Cáncer y a la que ahora queremos dar continuidad. Pau ha sido capaz de concentrar en una sencilla frase todo su legado».

‘Tragas o escupes’: su disco ‘obsesión’

Cuando Pau Donés se retiró de la música en 2019, prometió volver: «Adiós, pero hasta luego», fueron exactamente sus palabras en redes sociales.

Un año más tarde, en abril de 2020, desde el balcón de su casa, guitarra en mano y con un videoclip casero, Donés hizo acto de aparición para saldar la deuda de lo prometido. El oscense anunció su vuelta a la música con Jarabe de Palo, y lo hizo en un epílogo de su carrera y en la que seria su carta de despedida: Tragas o escupes, el último disco del grupo de rock con la voz de su líder.

Compuesto por once temas y con Eso que tú me das como single principal, el álbum sumó en sus primeros días de vida más de 750.000 escuchas solo en Spotify. Eso que tú me das se posicionó como la canción más vendida del mes en la plataforma, y temas como Bonito o La Flaca se han colado entre las 100 canciones más escuchadas del último año.

«Eso que tú me das, es la manera que tengo de agradeceros la generosidad que habéis demostrado conmigo, y que siempre, ha sido mucha más de la que realmente he merecido. Estamos acostumbrados a ser escuchados, que no a escuchar. Nos gusta mucho pedir y recibir, mucho más que dar, y rara es la vez que damos sin esperar nada a cambio. Lo que me ha pasado últimamente es justo lo contrario, he recibido mucho sin pedir ni esperar nada. Cosas buenas, muy buenas: cariño, afecto, respeto, amor, de gente a la que conocía y de gente a la que no», dijo el cantante en uno de sus pasajes.

Tragas o escupes fue el ‘disco obsesión’ de Pau Donés, que diría Bunbury, pero sea como fuere, la música del oscense también pervive un año después de su muerte y de seguro, lo hará eternamente.