Series y Televisión

ETA, una ficción que revive en la 'tele'

Una investigación analiza por primera vez el tratamiento que ha dado la televisión en series y documentales a la banda desde los años 70. 'Testigo de cargo' revela la escasa producción de ficción que se generó hasta 2000 frente al auge actual.

logo
ETA, una ficción que revive en la 'tele'

Resumen:

Llegaron tarde. Lo hicieron cuando la aureola de los terroristas como guerrilleros románticos que luchaban contra la dictadura de los años 70 y 80 quedó lejos. Incluso después de que el cansancio de los 90 tras tantas películas ensimismadas por la cuestión ‘nacional vasca’ y su relación con la violencia redujera las producciones en las salas de cine. El camino de la televisión, de sus series, de las producciones de ficción comenzó cuando España ya había cambiado. Arrancó cuando el país había digerido la cuenta atrás que todo lo cambió, la del asesinato de Miguel Ángel Blanco en julio de 1997. A partir de entonces las víctimas del terrorismo dejaron de ser las olvidadas de guionistas y productores en las salas de cine y a aparecer en televisión.

Todo comenzó a cambiar en 2000. Y no lo ha dejado de hacer hasta ahora. Las últimas aportaciones serán producciones como ‘Patria’ o ‘La línea invisible’, en las que ETA y su historia, o una parte de ella, se aborda sin miramientos, cuestionado su violencia y situando a las víctimas en el centro de la historia. En las dos últimas décadas, la producción televisiva de ficción acumula un total de 34 producciones entre miniseries, telefilmes y documentales con la banda terrorista como eje central.

La televisión no es el cine. Ni por el modo en el que ha abordado la cuestión, ni por la profusión con la que lo ha hecho. El primer estudio detallado de cómo la pequeña pantalla ha tratado la historia de la violencia etarra se ha presentado esta semana. “Testigo de cargo. La historia de ETA y sus víctimas en televisión” (Ediciones Beta), es obra de Santiago de Pablos, David Mota y Virginia López de Maturana. En él hacen un repaso por las producciones televisivas que han tratado de algún modo a ETA y su historia.

Desde el año 2000 en nuestro país se han producido 34 series, telefilmes o documentales sobre ETA

Subrayan cómo durante muchos años, hasta finales de los 90, existió un vació en la producción televisiva, frente a la alta productividad que este tema se había generado en la gran pantalla. Se estima que desde los años de la transición hasta la actualidad se han producido 60 películas frente a algo menos de la mitad de series o productos de ficción o documentales para televisión.

‘Yoyes’, el comienzo

Sólo el cambio del escenario televisivo por un lado, con la proliferación de canales –tras la aparición de las televisiones privadas primero y las plataformas audiovisuales después- facilitó que se elevara el número de producciones con esta temática. Junto a ello, los autores citan como un factor determinante el cambio de actitud que asesinatos como el de Miguel Angel Blanco en 1997 produjeron en la sociedad española y que terminarían siendo determinantes para que ETA y sus víctimas fueran el argumento de muchas más apuestas televisivas.

Hasta entonces, la televisión en España centró buena parte de sus series y documentales en temas “costumbristas”, ambientados en gran medida en periodos como la Guerra Civil y en menor medida la transición, pero evitando en todo momento adentrarse “en cuestiones coetáneas y debatidas” como lo era entonces el terrorismo de ETA.

La excepción, y quien abrió de algún modo el periodo de producción televisivas monográfica sobre ETA, fue el documental ‘Yoyes’, de Baltasar Magro, y que TVE emitió en 1988 en Documentos TV. En ella se narraba la historia y posterior asesinato a manos de José Antonio López Ruiz, alias ‘Kubati’ de la militante de la banda Dolores González Katarain. Una emisión que el Ente público retrasó para evitar el rechazo que su emisión pudiera producir mientras el empresario Emiliano Revilla permanecía secuestrado por ETA. Tiempo después, en 1993, llegó otro de los productos pioneros, como fue ‘Senderos de la violencia’, un docudrama con ETA como argumento central.

Hasta finales de los años 90 la televisión apenas abordó la violencia terrorista. El asesinato de Miguel Ángel Blanco los impulsó.

Uno de los hitos que destacan los autores de ‘Testigo de Cargo’ es la emisión del documental ‘La Transición’, de Elías Andrés y Victoria Prego en el año 1995 y cuyo primer capítulo también se dedica a ETA recordando el asesinato del almirante Carrero Blanco a manos de ETA. Tres años después, Euskal Telebista produjo una serie similar, ‘La transición en Euskadi’ (1998), que abordaba la historia de ETA de manera abierta.

Tratamiento crítico

Precisamente la televisión pública española y ETB son dos de los canales que más producciones relacionadas con la violencia terrorista de la banda suman. En el caso de la televisión pública vasca, en ‘Testigo de Cargo’ se detalla cómo el abordaje de esta cuestión ha sido dispar en función de quién ocupaba el Gobierno vasco. Así, mientras en tiempos del Ejecutivo de Patxi López (PSE) se produjo la serie ‘Transición y democracia en Euskadi’, con un tratamiento de crítico de ETA y acercándose a las víctimas, la serie sobre la transición producida con gobiernos nacionalistas subrayaba en todo momento la necesidad de hablar de “todas las violencias” y de fijar la “reconciliación” como objetivo de la sociedad vasca.

Más aún, mientras durante los gobiernos socialistas no se produjeron series ni documentales que trataran la situación de los presos de ETA o la historia de los miembros de la banda, recientemente, durante el mandato de Urkullu, el Ente público sí ha producido documentales como ‘Los niños de la mochila’, que aborda la situación de los hijos de presos de ETA a causa de la política de dispersión, o ha emitido ‘El legado de Txiki y Otaegi’ o ‘Ventanas al interior’, que muestra el relato de cinco presos de ETA.

TVE y ETB son los canales con mayor producción. El Ente vasco lo ha tratado de modo desigual cuando gobernaba el PSE y el PNV

En la última década la banda terrorista ha sido el hilo argumental de cinco miniseries de dos capítulos cada una de ellas: ‘48 horas’ (2008), ‘Una bala para el Rey’ (2009), ‘El asesinato de Carrero Blanco’ (2011), ‘El precio de la libertad’ (2011) y ‘El padre de Caín’ (2016). En la lista de producciones de ficción se suman dos telefilmes; ‘Umesutzak’ (2013) y ‘Santuario’ (2015) y la película que en tono de humor aborda a ETA, ‘Fe de etarras’ (2017). A todos ellos se añaden 34 documentales que según los investigadores completarían la producción para televisión de las dos últimas décadas.

‘Testigo de Cargo’ ha supuesto un año de trabajo e investigación. Con el impulso del Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo, el material aspira a convertirse en una aportación interesante para documentar el modo en el que en nuestro país se trató el fenómeno de la violencia terrorista.

El director del Centro Memorial, Florencio Domínguez, considera que el nuevo auge que están teniendo las producciones televisivas “pueden contribuir a una memoria compartida” sobre lo sucedido. Considera que el conocimiento científico” puede ser una vacuna necesaria frente a posibles “visiones subjetivas o incluso políticamente interesadas” que busquen influir en la construcción de un relato sobre lo ocurrido en seis décadas de existencia de ETA.