La gliadina es la principal responsable de que el gluten provoque reacciones alérgicas.

Investigadores trabajan en el trigo del futuro, que será apto para celíacos e intolerantes al gluten.

Vida Sana

El trigo del futuro, apto para celíacos

Investigadores del Instituto de Agricultura Sostenible del CSIC están produciendo un trigo modificado genéticamente sin las proteínas que generan la mayoría de las reacciones al gluten.

Panes, pastas, cerveza, galletas, magdalenas, salsas, cuscús y una larguísima lista de alimentos preparados. Los celíacos saben bien cuántos alimentos, algunos más y otros menos obvios, contienen gluten y les están, por tanto, totalmente prohibidos. Sin embargo, esta limitación parece  tener los días contados. Un grupo de investigadores del Instituto de Agricultura Sostenible del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) está trabajando en un trigo modificado genéticamente y libre de las proteínas que generan las reacciones al gluten.

Las principales responsables de que el gluten genere tantas reacciones son las gliadinas

El gluten es  el término general que agrupa a todas las proteínas del trigo (y otros cereales de secano) y que son las que se unen durante la cocción para formar cadenas elásticas que hacen que los panes o pasteles suban. Sin embargo, no todas las proteínas del trigo son las responsables de esta reacción. Las principales responsables son un grupo denominado gliadinas.

Eliminar las gliadinas  del gluten es el objetivo que el equipo de investigadores que lidera Francisco Barro se ha propuesto desde hace varios años. Aunque en 2014 ya obtuvieron sus primeros resultados a través de un proceso de “interferencia de ARN” por el cual consiguieron eliminar el 90% de las gliadinas, sus resultados no eran fiables ya que ese proceso dejaba intactos los genes de la gliadina y existía el riesgo de que el trigo pudiera empezar a producirlas de nuevo.

Trigo modificado a través de CRISPR

La novedad ahora, que se acaba de publicar en la revista Plant Biotechnology Journal, es que el grupo ha utilizado la revolucionaria técnica de edición de genes CRISPR (utilizada también para crear embriones mezcla de cerdo y humano para transplantes o para tratar la leucemia). Con esta técnica, con la que hasta ahora se habían logrado aislar genes con una o dos copias, los investigadores han conseguido aislar 35 de las 45 copias de la proteína que da problemas, la gliadina.

«Hemos dado un paso enorme», asegura Barro, «cada vez estamos más cerca del trigo sin gluten. Y quizás la solución definitiva venga de mezclar ambas técnicas utilizadas hasta ahora». El científico asegura que, aunque hay más grupos en el ámbito internacional trabajando con el mismo objetivo, el español es el que se encuentra más avanzado.

Otra de las ventajas de la técnica utilizada ahora para eliminar la gliadina del gluten es que el trigo resultante no sería, a diferencia del obtenido con la técnica de «interferencia de ARN», trasgénico. «Al menos en Estados Unidos el trigo obtenido con esta técnica no se consideraría transgénico. En la Unión Europea aún no está claro cómo se considerarán finalmente, pero lo cierto es que al analizarlo no hay una inserción de ADN», explica Barro.

En EEUU el trigo modificado con esta técnica no se consideraría transgénico

Este nuevo trigo tendría, además, una textura y un sabor sin diferencias apreciables con el trigo con gliadina. «Aún no hemos realizado ensayos clínicos, pero en la anterior etapa realizamos ensayos y prácticamente no hubo diferencias de aceptación ni se detectaron diferencias significativas entre uno y otro trigo, por tanto nada parece indicar que las vaya a haber ahora», destaca Barro. Como dice el investigador, el nuevo proyecto aún está pendiente de la realización de ensayos clínicos que confirmen también que lo avanzado hasta ahora produce un trigo completamente inocuo para los celíacos, pero hasta ahora «todo parece indicar que los resultados van en la línea positiva», afirma.

La intolerancia al gluten, un trastorno en aumento

Los celíacos ofrecen una respuesta incorrecta a las proteínas del gluten y, si la ingieren, pueden sufrir daños en el revestimiento intestinal, diarrea, vómitos, desnutrición, daño cerebral o incluso cáncer intestinal. Serlo y no saberlo también puede acarrear problemas como depresión, infertilidad o diabetes.

La técnica CRISPR se ha utilizado también para crear embriones mezcla de cerdo y humano para transplantes

Mientras que la celiaquía afecta al 1% de la población, la intolerancia o sensibilidad al gluten puede afectar a un número 10 veces mayor de personas y su prevalencia va en aumento. Además, cada vez más personas deciden eliminar el gluten de su dieta (muchas veces inconscientes de los riesgos que puede entrañar). «El grupo de afectados de una manera u otra por el gluten es cada vez más numeroso y nuestro objetivo, también, más ambicioso», concluye Barro.

Comentar ()