En España está prohibida la venta por internet de cualquier medicamento que precise de receta médica. Así mismo, solo pueden vender el resto de medicinas las páginas web de farmacias autorizadas con un sello que debe estar visible en la web.

Sello de garantía farmacias online.

Si no se cumplen esas condiciones la venta del medicamento es ilegal, un fenómeno que lleva años creciendo en España, sobre todo a través de la venta online. Tan solo en 2016, un millar de páginas web fueron suspendidas por la venta ilegal de medicamentos y la Guardia Civil se ha incautado de 4,5 millones de dosis de medicamentos en España en lo que llevamos de 2017, según los datos de la última operación Pangea.

Por todo ello, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) acaba de lanzar la campaña “No compres medicamentos a ciegas en Internet” para alertar a la población del peligro de adquirir los medicamentos de forma ilegal: “Nadie puede asegurar que los principios activos no están adulterados, que lleva dosis inadecuadas o sustancias peligrosas”, ha afirmado el presidente del COFM, Luis González Díez.

El perfil del comprador, hombre joven

El perfil de quienes compran a través de internet es el de hombres jóvenes que compran, sobre todo, potenciadores de la función sexual o de la masa muscular, psicoestimulantes, suplementos y complementos vitamínicos, adelgazantes, abortivos, analgésicos o antibióticos, según el COFM. Estos medicamentos se distribuyen cada vez más online, aunque también a través de gimnasios, herbolarios, sex-shops o parafarmacias, entre otros. La mayoría, según el COFM, proceden de India y China, donde los controles son mucho menores que en Europa.-

Los medicamentos son los productos con más tráfico ilegal a través de correo postal tras los equipos electrónicos

El COFM, que lanza esta campaña en la Comunidad de Madrid para tratar de frenar el auge de este comercio ilegal, alerta de que los medicamentos suponen ya los productos con más tráfico ilegal a través de correo postal tras los equipos electrónicos. Y advierten, además, que aunque los anteriores son los más ofertados, la falsificación también afecta a medicamentos genéricos y de marca y desde analgésicos muy baratos a tratamientos contra el cáncer.

Según datos de la OMS, más de la mitad de las medicinas compradas por Internet son falsificadas y, según otro estudio de la Central Humanitaria Médico-Farmacéutica, las posibilidades de que un comprador online sea engañado durante la venta de medicamentos es del 90%.

Un comprador online de medicamentos tiene un 90% de posibilidades de ser engañado, según un estudio

González Díez ha asegurado que no se ha encontrado ninguna falsificación hasta la fecha en ninguna de las 2.854 oficinas de farmacia de la comunidad de Madrid, donde “se cumplen a rajatabla las restricciones de ventas sin receta. Esto supone que hay farmacéuticos que se juegan el físico cada día por no dispensarlos, por eso desde aquí les doy las gracias”, ha afirmado.

La campaña que arranca ahora estará activa durante dos meses y combinará la presencia en medios de comunicación con la de carteles en el Metro de Madrid, marquesinas y autobuses o vallas publicitarias.