Cuidado con leer este texto con los niños rondando por detrás, aunque es más probable que estén ya rodeando con boli sus juguetes favoritos del catálogo y más pendientes de los anuncios de la tele que de sus series favoritas. Sí, ya está aquí la temporada navideña, el agosto de los jugueteros, la época más mágica del año.

Pues bien, ahora sin niños, los reyes no son los padres. No son ellos porque más de la mitad de los juguetes los compran pajes diferentes, abuelos, tíos y demás familia en amigos. Un dato que ha extraído El Corte Inglés de los estudios de mercado que realiza en esta época y que responden, según Jacobo Fernández, jefe del área de juguetes y vídeojuegos, «por la cultura familiar tan arraigada en España».

Para sus compras, esos pajes piden ayuda tanto a los padres de los niños (que dirigen las compras para distribuir las peticiones de la carta de los pequeños) como a los dependientes de la juguetería, con la intención de dar con el juguete más acertado a la edad y las características del niño.

Reyes cada vez más previsores

Si esta semana un estudio de la consultora Deloitte aseguraba que un tercio del presupuesto navideño se gastará ya este mes de noviembre gracias a las campañas del Black Friday, en los juguetes también parece que los reyes empiezan a prepararse antes. Según Fernández, «las campañas de noviembre suponen un tercio o incluso más de las compras, aunque los últimos cuatro días antes de los Reyes se concentra el 12% de las ventas de la campaña».

Por tipo de juguetes, hay algunos que suelen condenarse al último momento, como los juegos de mesa «porque no son tanto una petición  de la carta como una decisión del regalador«, afirma el especialista de El Corte Inglés.  Todo lo contrario de los llamados juguetes «de movilidad», tipo bicicletas, patines o triciclos, que los padres aprovechan para dar en Papá Noel «y que los niños puedan disfrutarlos durante todas las vacaciones», añade.

Tendencias jugueteras 2017

Aunque algunos juguetes ya están despuntando como estrellas de estas Navidades, este año volverán algunos viejos conocidos como La patrulla canina, Star Wars, Marvel, las princesas Disney o Ben 10. También irrumpirán en el mercado nuevos procedentes de la serrie Zak Storm (que El Corte Inglés tiene en exclusiva) o las muñecas, de las que España presume de ser uno de los mayores exportadores.

Además, los grandes almacenes destacan este año los juguetes destinados a desarrollar, entrenar y potenciar el cerebro de los más pequeños. También están de moda, para contrarrestar los dispositivos electrónicos, los juguetes inspirados en la naturaleza, porque «hay muchos niños que de ciudad que piensan que las vacas son malvas y las gallinas ponen huevos de colores», dicen las tendencias captadas por el equipo de Fernández. También triunfan los juguetes orientados sólo a la diversión «sin reglas complicadas, donde no hay acierto o equivocación», y los juguetes «Girl Power», que fomentan chicas fuertes, seguras de sí mismas e independientes.

Pequeños «cazadores de tendencias»

Aunque los expertos jugueteros de los grandes almacenes tienen sus propios datos que comienzan a elaborar cada año el siete de enero en su gira por la Feria de Hong Kong, últimamente reconocen que les ha salido una sorprendente competencia. «Es increíble cómo los niños llegan cada vez más a las tiendas preguntando por juguetes que aún no están en el mercado español. Los han visto en series internacionales o en vídeos de youtube», comenta Fernández.

Si bien las compras no han hecho más que empezar, cinco millones de catálogos tan sólo de El Corte Inglés ya están deseando ponerse en manos de sus protagonistas, que obtienen con él «su primer regalo de Navidad», según han bautizado los grandes almacenes su publicación.