A través de una red social y coincidiendo con el Día Internacional del Cáncer Infantil, el presidente del Gobierno Mariano Rajoy ha asegurado que mejorará la prestación de la Seguridad Social por cuidado de hijos enfermos.

Rajoy ha afirmado que apoyar a las madres y padres de niños con enfermedad oncológica o grave es un «compromiso ético» y una «obligación social».

Pero, ¿a qué prestación se refiere el presidente del Gobierno?

La prestación de menores con enfermedades graves es un subsidio que puede pedir uno de los progenitores (adoptantes o acogedores) del menor de 18 años en caso de acogerse a una reducción de jornada laboral que debe ser de al menos el 50% y por una de las enfermedades especificadas en la normativa. Esta enfermedad tiene que implicar «un ingreso hospitalario de larga duración que requiera su cuidado directo, continuo y permanente, durante la hospitalización y tratamiento continuado de la enfermedad». Ambos deben estar trabajando para poder solicitarla.

La ayuda se ofrece, según la normativa, durante un período de un mes, que se puede ir prorrogándose en períodos de dos meses y corresponderá a la proporción de la jornada que se haya reducido. La prestación es de devengo diario y equivalente al 100% de la base reguladora por la que se rija el trabajador.

Las reivindicaciones de los padres

La Federación de Padres de Niños con Cáncer ha valorado de forma positiva el anuncio, aunque se muestran cautos antes de ver «en qué se traduce», según su presidente, Francisco Palazón. Éste ha afirmado que el problema de este subsidio es «la falta de agilidad en la tramitación y las desigualdades en la interpretación de los casos por parte de las mutuas».

«La normativa permite que en la práctica el padre o madre del niño enfermo no tenga que acudir a trabajar, pero la experiencia es que las mutuas interpretan de forma diferente lo que se considera un niño enfermo y muchos padres se enfrentan a verdaderas dificultades para conseguirla. Por eso, ante el anuncio de Rajoy pedimos que se agilice la tramitación y haya homogeneidad en los criterios», explica Palazón.

La Federación reivindica que se otorgue directamente la discapacidad del 33% cuando a un niño se le diagnostica un tumor

La Federación también reivindica que se otorgue directamente la discapacidad del 33% cuando a un niño se le diagnostica un tumor, ya que actualmente «se otorga a discrección, según la sensibilidad del médico de turno». Palazón afirma que cualquier niño al que se diagnostica un cáncer «sufre una discapacidad inmediata, ya que no puede ir al colegio, suele tener problemas motores y de otro tipo».

Para la Federación, también sería muy importante que esta discapacidad se otorgue sin que el niño tenga que acudir a la Unidad de Valoración, ya que «en la práctica, como estos niños tienen las defensas muy bajas, muchos padres dejan de pedir la ayuda con tal de no tener que sacarles y llevarles a un lugar muy concurrido».

En 2017, un 23% más de prestaciones

Según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, las prestaciones por hijos con cáncer u otras enfermedades graves se otorgaron en 2017 a 2.642 padres y madres trabajadores, un 23% más que el año anterior.

La duración media de las prestaciones que finalizaron el año pasado fue de 381 días

A final del año pasado había vigentes 4.263 procesos, frente a los 3.298 de 2016. Un aumento del 29% en unas ayudas que han cumplido siete años y para las que la Seguridad Social destinó el pasado año 66,5 millones de euros. Tal como ha anunciado Rajoy en Twitter, el Ministerio ha confirmado que está trabajando en mejorar la prestación.

La duración media de las prestaciones que finalizaron el año pasado fue de algo más de un año, 381 días, frente a los 350 del año anterior.