Vida Sana

Por qué la gente mayor tiende más a perderse

Una investigación del Centro Alemán de Enfermedades Neurodegenerativas halla en las células de red o células rejilla una clave de por qué se pierde el sentido de la orientación.

Por qué la gente mayor tiende más a perderse que los jóvenes.

Por qué la gente mayor tiende más a perderse que los jóvenes.

Investigadores del Centro Alemán de Enfermedades Neurodegenerativas (DZNE, por sus siglas en alemán) han encontrado una posible explicación a la dificultad para orientarse que a veces experimenta la gente mayor. La clave está en el área central de navegación espacial, que los científicos han descubierto que tiene una actividad más inestable con el paso de la edad.

El estudio, que se acaba de publicar en la revista Current Biology, abre según los investigadores nuevas vías de investigación para el Alzheimer.

Para guiarse en el espacio, explica la investigación, el cerebro humano utiliza un proceso en el que la información fluye desde el estímulo visual al sistema muscular y al sentido del equilibrio. Se trata de la habilidad más compleja en la mente humana. Y su pérdida con la edad supone el compromiso de la independencia y la calidad de vida.

“Cuando te mueves en un entorno desconocido, es perfectamente normal perderse. Sin embargo, esto le sucede más a la gente mayor. Hasta ahora sabíamos muy poco de los mecanismos neuronales de este sentido de la orientación”, afirma Matthias Stangl, investigador de DZNE. «Teníamos la hipótesis de que las células de red estaban implicadas. Una gran parte de este proceso de orientación lo hacen estas células. Son neuronas especializadas y vimos que el déficit de estas podía desencadenar en problemas de orientación”, añade.

En realidad virtual y espacios reales

Para comprobarlo, Stangl y sus colegas realizaron experimentos en 41 adultos jóvenes yeda mayores, a los que dividieron en dos grupos. El primero, con personas entre 19 y 30 años y el segundo con gente entre 63 y 81. En ambos grupos había tanto hombres como mujeres.

El test se realizó tanto desde el ordenador como en un espacio real.Uno de los experimentos combinó la imagen cerebral con realidad virtual. Los participantes tuvieron que navegar en un escenario generado por ordenador mientras se monitorizaba su actividad cerebral. En un segundo test, los participantes tuvieron que moverse en caminos predefinidos. En las paradas intermedias, tenían que estimar la distancia y orientación respecto al punto de partida, pero sin verlo.

“Los participantes jóvenes se orientaron mejor, lo que concordaba con estudios anteriores. Pero vimos una asociación entre el descenso de la capacidad de orientación y el déficit en la actividad de las células de red”, afirma Thomas Wolbers, otro científico del DZNE. “Las células de red se activaron de forma diferente en jóvenes y adultos. En concreto, la activación era más inestable en los individuos mayores, lo que indica que estos circuitos cerebrales se van comprometiendo con la edad, lo que puede ser la causa de que mucha gente mayor tenga problemas con la orientación espacial”.

“Las células de red juegan un papel importante, además, en otras funciones cognitivas. Por ello, nuestro descubrimiento puede desvelar un mecanismo clave para otros déficits de la edad y podría ayudar en el diseño de terapias contra el deterioro cognitivo de la edad”, añade Wolbers.

Mientras que las habilidades de orientación pueden ir disminuyendo en adultos sanos, también puede ser que sea uno de los síntomas precoces del Alzheimer. “Evaluar el sentido de la orientación y el funcionamiento de las células de red podría facilitar un diagnóstico precoz del Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas”, explica Wolbers. “A partir de ahora, será necesario desarrollar métodos de diagnóstico para distinguir entre el deterioro de la orientación por la edad y el causado por enfermedad. Esto puede ser un reto pero nuestros descubrimientos sientan las bases para los futuros estudios”, concluye el investigador.

Comentar ()