Vida Sana

La OCU advierte que las cremas anticelulíticas "no funcionan"

La OCU advierte que las cremas anticelulíticas "no funcionan".

La OCU advierte que las cremas anticelulíticas "no funcionan". MICHAEL INDRESANO / EP

Las cremas anticelulíticas «no funcionan». Así lo ha advertido la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en un informe en el que ha analizado ocho productos del mercado. La organización ha realizado un análisis doble ciego (ni los técnicos ni los participantes conocían la identidad del producto) en 30 mujeres durante 28 días.

La reducción media del contorno del muslo después de un mes de uso apenas alcanzaba los tres milímetros

Los resultados negativos se basan en que en el «mejor» de los casos, afirma la OCU, la reducción media del contorno del muslo después de un mes de uso apenas alcanzaba los tres milímetros. Una cifra que queda lejos del centímetro que, según los expertos, sería la mínima variación en el perímetro del muslo que se consideraría un buen resultado.

Además de la reducción del perímetro del muslo, en el estudio se ha tenido en cuenta la valoración del dermatólogo, la mejora de la microcirculación sanguínea y linfática, las cualidades cosméticas y la eficacia según las propias usuarias. Así, según el experto, ninguna crema mejoró el número de depresiones evidentes ni la profundidad de las depresiones.

Del aspecto morfológico de las alteraciones de la superficie de la piel como la piel de naranja, el granulado o el acolchado, cinco de los ocho productos – Thiomucase, Biotherm, Elancyl, Nuxe y Somatoline – proporcionaron una mejoría aunque casi imperceptible. El resto, ninguna. Respecto al grado de flacidez de la piel, todos los productos mejoraron mínimamente el grado de laxitud de la piel de las voluntarias. Por otro lado, ninguna de las cremas consiguió cambiar el grado de celulitis según la escala de clasificación, fueron «mínimas mejoras» o ninguna en el caso de Nivea.

El informe destaca también que aunque ninguna de las cremas contenía parabenos, Thiomucase incluye BHA, un ingrediente clasificado como disruptor endocrino, responsable de interferir con el funcionamiento hormonal. Y aunque faltan datos que relacionen directamente el BHA con efectos endocrinos en humanos, se recomienda evitar este ingrediente por precaución y usar otros alternativos y más seguros.

Por ello, la OCU ha denunciado la «exagerada» publicidad de estos productos que llevan a las usuarias a pensar que eliminar la celulitis con una crema es un objetivo alcanzable. «Algo que es en la práctica imposible pues se trata de cosméticos que actúan sobre las capas superficiales de la piel y tienen por tanto escasos efectos en tejidos más profundos, que es donde se localiza la celulitis», ha zanjado la organización.

Comentar ()