Salud | Sociedad | Vida Sana

De qué nos morimos en España (y qué nos matará en unos años)

Casi la mitad de la población española muere de cinco causas concretas: las cardiopatías isquémicas (que se manifiestan en infartos y anginas de pecho), el alzheimer y otras demencias, el ictus, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y el cáncer de pulmón.

logo
De qué nos morimos en España (y qué nos matará en unos años)
De qué nos morimos en España.

De qué nos morimos en España. EP

Resumen:

El top cinco de las causas de muerte en España son más o menos las mismas que en 1991, la primera vez que se publicó el Estudio Global de Carga de Enfermedad, que se realiza a nivel global y que ofrece segregados estos datos sobre España. Sin embargo, la diferencia desde entonces es que estas enfermedades “nos matan cada vez más tarde, lo cual es bueno”, según Alberto Ortiz, nefrólogo de la Fundación Jiménez Díaz y coautor del estudio español.

Esa es una de las grandes diferencias que se han producido en estas tres décadas entre las principales causas de muerte en España, aunque no la único. Otro gran avance ha sido el radical descenso de los accidentes de tráfico. Han pasado de ser la octava causa de fallecimiento al puesto 32.

Otra de las enfermedades que ha reducido su incidencia relativa en estos años ha sido la diabetes, que ha pasado de la sexta a la décima posición, gracias a la mejora del diagnóstico y el tratamiento fundamentalmente.La caída del tabaquismo en los últimos años también ha contribuido a una mejora en distintas enfermedades, aunque “aún hay que atacar este frente ya que en los últimos años se han estancado los progresos”, indica Ortiz.

Sin embargo, dos enfermedades amenazan la salud y la vida de los españoles de forma ascendente. Y estas son, según Ortiz, a las que habría que prestar más atención: “El alzheimer ha aumentado su incidencia un 33% en una década y la enfermedad renal crónica un 28%. Se dice pronto pero son precisamente estas a las que habría que atacar, porque serán las principales causas de mortalidad en 10 o 15 años”, explica el investigador.

El top cinco de las causas de muerte en España son más o menos las mismas que en 1991, la primera vez que se publicó el Estudio Global de Carga de Enfermedad, que se realiza a nivel global y que ofrece segregados estos datos sobre España. Sin embargo, la diferencia desde entonces es que estas enfermedades “nos matan cada vez más tarde, lo cual es bueno”, según Alberto Ortiz, nefrólogo de la Fundación Jiménez Díaz y coautor del estudio español.

Las muertes por accidente de tráfico impulsaron los trasplantes

Esa es una de las grandes diferencias que se han producido en estas tres décadas entre las principales causas de muerte en España, aunque no la único. Otro gran avance ha sido el radical descenso de los accidentes de tráfico. Han pasado de ser la octava causa de fallecimiento al puesto 32. “En España había una cantidad de muertes muy superior a la de los países de nuestro entorno y esta fue una de las grandes razones por las que se empezó a trasplantar tanto. Luego el éxito se ha consolidado gracias a la gestión de la Organización Nacional de Trasplantes, pero este fue el origen”, recuerda Ortiz.

Otra de las enfermedades que ha reducido su incidencia relativa en estos años ha sido la diabetes, que ha pasado de la sexta a la décima posición, gracias a la mejora del diagnóstico y el tratamiento fundamentalmente.

La caída del tabaquismo en los últimos años también ha contribuido a una mejora en distintas enfermedades, aunque “aún hay que atacar este frente ya que en los últimos años se han estancado los progresos”, indica Ortiz.

Nuevas amenazas, alzheimer y enfermedad renal crónica

Sin embargo, dos enfermedades amenazan la salud y la vida de los españoles de forma ascendente. Y estas son, según Ortiz, a las que habría que prestar más atención: “El alzheimer ha aumentado su incidencia un 33% en una década y la enfermedad renal crónica un 28%. Se dice pronto pero son precisamente estas a las que habría que atacar, porque serán las principales causas de mortalidad en 10 o 15 años”, explica el investigador.

El alzheimer es la tercera causa de muerte en España pero sexta en países del entorno

Aunque el auge se debe, en parte, al descenso en la mortalidad de otras enfermedades, Ortiz subraya la necesidad de dedicar más recursos a la investigación para el diagnóstico y tratamiento precoz de estas enfermedades: “Uno de cada 10 adultos padece enfermedad renal crónica pero muchos no lo saben. Habría que empezar a actuar en prevención, como se hace para el colesterol o la hipertensión, ya que bastaría con un análisis de proteínas de la orina para identificarlo”, indica el nefrólogo.

El alzheimer es la tercera causa de muerte en España mientras que en los países de nuestro entorno ocupa la sexta posición. Una razón que tiene más que ver, según el experto, con la bajada de otras enfemedades en España que con la incidencia global. “La dieta y el Sistema Sanitario han reducido en España las enfermedades cardiovasculares. En Portugal por ejemplo tienen un grave problema con el ictus. No es que en España haya más alzheimer, sino que otras causas causan menos muertes”, subraya.

Ocho de cada 10 personas mueren después de cumplir los 70 años y de ellas el 92,8% lo hacen por enfermedades no transmisibles. Los accidentes de tráfico aún matan al 3,6% de la población y al restante 3,5% atacan mortalmente las enfermedades infecciosas. “Este tipo de enfermedades ya lleva décadas en descenso en España, aunque las más letales siguen siendo las infecciones respiratorias bajas – la neumonía en personas mayores, fundamentalmente – y el VIH, aunque este ha mejorado radicalmente su pronóstico en los últimos años”, explica Ortiz.

Sobre el otro gran factor que analiza el estudio, las enfermedades que nos quitan años de vida saludable, el dolor de espalda – cervical y lumbar – sigue siendo la primera causante. Las cardiopatías isquémicas, el alzheimer, los trastornos de órganos sensoriales y el cáncer de pulmón son las razones más importantes, y en los últimos años han aumentado las migrañas (ascendido a sexta posición) y la depresión (al noveno lugar). Este último dato contrasta con el importante descenso del suicidio como causa de muerte en los últimos años, que ha caído un 23% en su peso relativo, algo que Ortiz explica gracias a “la mejora en los tratamientos en salud mental”.

Además de las enfermedades emergentes, Ortiz apunta a la necesidad de abordar la obesidad infantil como uno de los factores de riesgo para la salud más en auge. “Es muy grave, que hay pocos niños y crece la obesidad infantil. Este es quizás el objetivo de desarrollo sostenible en el que más cojea España”, añade el autor.