Salud | Sociedad | Vida Sana

La cuarta parte de la población mundial no se mueve ni 22 minutos al día

Una de cada cuatro personas no realiza la actividad física mínima indicada para mantener un buen estado de salud. Son los datos del primer estudio global de sedentarismo realizado por la Organización Mundial de la Salud y publicados en 'The Lancet'.

Más de la cuarta parte de la población mundial es demasiado sedentaria

Más de la cuarta parte de la población mundial es demasiado sedentaria

Son solo dos horas y media de actividad física moderada a la semana, apenas 22 minutos al día de caminar, bailar o andar en bicicleta. Una hora y cuarto si la actividad es intensa. Pero la cuarta parte de la población no la realiza, es demasiado sedentaria y está poniendo así en riesgo su salud, al incrementar las posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, demencia y algunos tipos de cáncer.

El sedentarismo incrementa las posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, demencia y algunos tipos de cáncer

Hablamos del 27,5% de la población, pero con un mayor sedentarismo en las mujeres (32% frente al 23%). Son datos de 2016, que han sido recopilados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a través de 1,9 millones de encuestas en 168 países para el primer estudio global de tendencias en actividad física, que acaba de publicar la revista The Lancet.

Se ha estudiado el período 2001-2016 y la tendencia tampoco es halagüeña, el sedentarismo se ha incrementado – sobre todo en los países ricos – y se prevén serias dificultades para alcanzar los objetivos de reducción de la inactividad física en 2025 que se habían establecido en el Plan Global de Acción de Actividad Física de la OMS (2018-2030).

Los niveles de sedentarismo llegan a duplicarse en los países con más ingresos respecto a los más pobres

Los países con los adultos más sedentarios son los más ricos. De hecho, los niveles llegan a duplicarse en los países con más ingresos respecto a los más pobres (37% frente al 16%). Contrastan los datos de Uganda y Mozambique, donde «sólo» el 6% de los adultos son sedentarios, frente Kuwait, Samoa, Arabia Saudí o Irak, donde más de la mitad de la población es inactiva.

 

España, en la media global de sedentarismo

Los países occidentales son los que más han aumentado su sedentarismo entre 2001 y 2016 (del 31 al 37%). España está ligeramente por debajo de la media global, con un 26,8% de adultos sedentarios. Un 30,5% de las mujeres frente al 22,9% de los hombres.

Unos datos que, sin embargo, sitúan a España en una mejor posición que los países del entorno, ya que las cifras de sedentarismo son bastante mayores tanto en Francia, Italia, Alemania, Reino Unido o Portugal. En EEUU ese porcentaje es del 40% mientras que en China se queda en un 14%.

La brecha de género está presente en prácticamente todos los países – excepto este y sureste asiático – y preocupa especialmente a autores del estudio como Fiona Bull, de la OMS Gibebra. “Corregir las desigualdades en la actividad física entre hombres y mujeres será crítico para conseguir los objetivos globales, y requerirá acciones para promover y mejorar el acceso de las mujeres al ejercicio, de forma segura, asequible y aceptable culturalmente”, afirma Bull en un comunicado de la OMS.

Los autores explican el aumento registrado en general del sedentarismo al el paso a puestos de trabajo más sedentarios, el fomento del transporte motorizado y actividades de ocio más sedentarias, algo que no ocurre en los países con menos ingresos. La OMS incide en que mientras que es inevitable que en las regiones más prósperas haya menos actividad física en el trabajo, en el transporte y se usen más las tecnologías, los gobiernos deben proveer y mantener infraestructuras para fomentar el transporte en bicicleta, caminando o los deportes y actividades recreativas más activas.

El plan, lanzado en junio de 2018, titulado “Más gente activa para un mundo más sano”, hace recomendaciones en 20 ámbitos que, combinados, quieren crear sociedades más activas con más espacios para la actividad física, así como más programas y actividades para todas las edades que fomenten andar más, el uso de la bici, los deportes, el juego y el baile.

Te puede interesar

Comentar ()